www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El Barcelona recurrió a la prórroga para ganar al Efes

El debut de Odom no resucita a un Baskonia hundido ante el Unicaja

jueves 27 de febrero de 2014, 21:34h
El FC Barcelona ha ganado en Estambul al Anadolu Efes (84-89) en la primera jornada de la segunda vuelta del 'Top 16' y mantiene la condición de invicto en esta fase de camino a los 'play-offs', en un duelo en el que llegaron a disponer de grandes ventajas pero donde tuvieron que batallar para llevarlo a la prórroga, donde dieron el golpe definitivo gracias a Tomic y Navarro.
Tras un titubeo del Barça que puso al Anadolu Efes por delante, hasta siete puntos arriba (71-64) a falta de poco más de un minuto para el final de los 40, los de Xavi Pascual reaccionaron y batallaron punto a punto para lograr ir a la prórroga, gracias a un tiro libre de Oleson y a un atento Dorsey que se hizo más grande todavía para palmear el rebote e igualar el duelo.

En la prórroga, un genial Ante Tomic confirmó su partidazo (26 puntos y 15 rebotes, para un 40 de valoración) y Juan Carlos Navarro estuvo más líder que nunca, con 17 puntos y 11 asistencias, lo que acabó con la reacción de un Anadolu Efes que mermado por las eliminaciones de Gonlum y Batuk se quedó sin fuerzas, y sin ánimos tras verse ya con tres victorias.

No fue así, y es el Barça quien suma su octava victoria. Tras la paciencia al final del último cuarto, con un sinfín de tiros libres y personales que alargaron la agonía del Efes, la prórroga tuvo un claro color blaugrana, como la primera parte del partido. No fue fácil asaltar el Abdi Ipekçi, que apretó de lo lindo y caldeó el ambiente, pero los catalanes siguen inmaculados.

Eso sí, la goma que hizo el Barça no debería repetirse en partidos en que haya más en juego. Seguramente, el 7-0 dio tranquilidad a un grupo que pudo sentirse ganador con el +15, y en otros duelos no habrá esta 'permisividad' o relajación. Pascual se encargó de cortarla de raíz, y pese a una tripleta arbitral poco amiga del silbato, los blaugranas se zafaron para enmendar en unos minutos sus errores y hacer brillar sus superioridades.

Superiores en el global del partido, los de Pascual dieron sin quererlo alas al Anadolu Efes en determinados momentos en que no tuvieron acierto y permitieron que los turcos sacaran brillo a sus armas; el tiro exterior y la continua movilidad de sus jugadores. Los otomanos se jugaban casi la vida en este partido y lo mostraron al final, cuando llegaron a ponerse por delante (57-55) a 7:17 para el final y donde cogieron fuerzas para irse arriba.

Y es que ya en el tercer cuarto los blaugranas consiguieron su máximo de +15 puntos, diferencia que visto lo visto sobre la pista era justa ya que los de Xavi Pascual incluso pudieron hacerla mayor, pero un parcial de 24-7 puso por primera vez al Efes por delante con canasta de Planinic. No obstante, fue la entrada en pista de Osman y sus dos triples consecutivos, más canastas de Gordon y Savanovic, lo que cambió el partido.

Efes se metió de nuevo en la pugna y tomó conciencia de que seguir adelante en este 'Top 16' pasaba por ganar al Barça y no perder el tren de la cuarta plaza, de momento a dos triunfos pero posiblemente a tres en función del resto de resultados. Por contra, los blaugranas han tenido esta noche una prueba, dura, de cara a lo que esté por venir, y es que pese a meterse ellos solos en el lío, fueron capaces de salvar los muebles y al final tirar de garra y experiencia.

El debut de Odom no evita la séptima derrota de Laboral Kutxa
El estreno de Lamar Odom como jugador del Laboral Kutxa no sirvió para frenar el desplome del equipo vitoriano en el Top 16 de Euroliga, ya que sufrió ante el Unicaja la séptima derrota consecutiva (71-81).

La exestrella de la NBA estuvo seis minutos en pista antes del descanso y evidenció los diez meses de inactividad y las horas de entrenamiento que aún le faltan para tener un nivel competitivo. Cometió dos faltas, atrapó dos rebotes y erró el triple que intentó en su primera y única aparición en cancha.

Unicaja hizo el trabajo en un primer tiempo efectivo apoyado en Caner-Medley, Kuzminskas y Granger donde puso tierra de por medio, 24-47, y evidenció las carencias del actual Baskonia.

Sufrió en el tercer periodo el intento de rebelión local que llegó a situarse a siete puntos, 44-51 minuto 28, pero en cuanto aplicó el orden y cordura, el equipo de Joan Plaza enfiló el camino a la victoria sin ningún sobresalto.

El partido vino marcado por las múltiples ausencias en vitorianos y malagueños con dos y tres jugadores, respectivamente, lesionados.

El lituano Kuzminskas se aprovechó de la floja defensa local para sembrar el terror y anotar con facilidad, ayudado por Caner Medley en la pintura y Granger en el perímetro.

Unicaja dobló a los locales, 13-26 minuto nueve, ante un Baskonia desbordado y sin saber frenar el vendaval verde que se sujetó en la terna de jugadores para anotar los 26 puntos del primer cuarto.

Sergio Scariolo removió y buscó en su banquillo la manera de frenar el juego fácil de un Unicaja que sacó los colores al Baskonia, 19-35 minuto 14.

Lo tuvo que ver muy negro para recurrir al estreno del mediático Lamar Odom en el minuto 14 de partido con un 20-35 en el marcador. Las gradas del Buesa se volcaron con el NBA jaleando cada balón que cayó en sus manos.

No estuvo fino Odom en sus primeros seis minutos. Cometió dos faltas, atrapó dos rebotes, erró un triple y no se atrevió a buscar la ventaja en dos acciones al poste bajo con Caner-Medley para encarar la canasta.

No surtió el efecto buscado y Unicaja siguió destapando las vergüenzas de un Baskonia cada vez más desangrado sobre la pista y que llegó al intermedio en plena descomposición, 24-47, firmando un horrendo segundo cuarto con solo ocho puntos anotados.

Los locales le pusieron más corazón que buen juego tras el paso por vestuarios para intentar ofrecer una imagen más serio y coherente de equipo.

Acciones de Causeur y Heurtel rematados con los triples de San Emeterio y cinco puntos de Nocioni acercaron al Baskonia, 44-51 minuto 27, a un Unicaja que no entró con buen pie en el segundo tiempo y recibió un parcial de 15-0 que reactivó el duelo.

Pudo recuperar el pulso el cuadro andaluz con los puntos de Granger, Urtasun y Toolson pero el Baskonia vivió sus mejores minutos para volver al partido y dejarlo todo para el acto final, 50-60.

Joan Plaza aprovechó los dos minutos previos de descanso para refrescar los conceptos a sus hombres. Salieron con las ideas claras de nuevo y gracias a la lucidez y acierto de Urtasun y Toolson volvieron a recuperar el mando sin agobios, 56-73 minuto 35, para no sufrir hasta el bocinazo final.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios