www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Día de Andazulía

Cristobal Villalobos Salas
sábado 01 de marzo de 2014, 19:31h

A saeta descarnada sonó el himno de los andaluces, en la rota voz de una Estrella Morente que lloraba junto a la guitarra a Paco de Lucía. Sonó el lamento, el quejío, al llanto de un pueblo que se consume desde hace siglos entre la barbarie de la incultura y la corrupción.
Nos roban la esperanza, que es lo peor que le pueden robar a uno, la horda de políticos que, año tras año, van de cocktail al Hospital de las Cinco Llagas, o a San Telmo, que lo mismo da, en un espectáculo de nuevos ricos. Una jet set marbellí con acento de Triana y banda sonora de los Cantores de Hispalis.

Susana Díaz, la “catequista killer”, como la bautizara Agustín Rivera, presidió el acto del Día de Andalucía con pose de virgen barroca, como esperando a que sonara “Caridad del Guadalquivir” y la sacaran a hombros por la Campana.
Frente llega un tal Moreno Bonilla, que pretende sacar al PP andaluz de la nada, que para ellos es un torneo de pádel benéfico en Sotogrande, y le insufla al Partido la fuerza de la novedad, que suele durar como dos telediarios.

Se enfrentarán en las próximas elecciones dos concepciones de la vida, dos reversos tenebrosos, dos lados oscuros de la fuerza. Los ninis de izquierda contra los de derechas, en una lucha sideral que llevará a la Andalucía del siglo XXI hasta la inmensidad universal de su atraso finisecular. A perpetuar la nada, se ha dicho. A mangar, mientras el cuerpo aguante, y la jueza Alaya no asome sus zarpas.

Susana es una jaca que tardó diez maravillosos años en terminar una carrera que nunca le ha dado de comer. A Monero Bonilla, “Guanma”, en popular, se le conoce una multitud de cargos y una carrera de broma ¿protocolo y organización de eventos?

La nada nos gobernará durante décadas. Ni ideología, ni ideas, ni programa, ni vergüenza… sólo la caradura, las subvenciones y la “famiglia” sustentan un sistema que perpetúa el hambre de nuestros campos “ad infinitum”, mientras nos adoctrinan con un falso folclore, un falso acento y una falsa historia. Andalucía superstar. Y ya van siglos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios