www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

israel

Netanyahu enseña las armas interceptadas a Irán

lunes 10 de marzo de 2014, 20:45h
El buque con un cargamento iraní de armas fabricadas en Siria interceptado por la Marina israelí en aguas internacionales del mar Rojo el pasado miércoles llevaba en su interior 40 cohetes de corto alcance, 181 proyectiles de mortero de 121 milímetros y unas 400.000 municiones de fusil Kalashnikov de calibre 7,62 milímetros, según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tildó hoy de hipócrita a la comunidad internacional por criticar a Israel, al tiempo que "se engaña a sí misma" sobre las verdaderas ambiciones nucleares de Irán.

En declaraciones en el puerto meridional de Eilat, a donde este lunes se desplazó para mostrar las armas que Israel aseguró haber incautado esta semana a un barco apresado por su marina en aguas internacionales, el mandatario tachó de ingenua, igualmente, la política de acercamiento a Teherán emprendida por las seis grandes potencias.

"La comunidad internacional quiere ignorar las continuadas agresiones de Irán y el papel que desempeña en la masacre de Siria. Quieren engañarse a sí mismos (pensando) que Irán ha abandonado su intención de obtener armas nucleares", aseveró.

"Igual que Irán escondió estas armas, está escondiendo su programa nuclear. El mundo debe despertar y evitar que consiga armas atómicas", agregó Netanyahu, citado por la prensa israelí.

El barco, que navegaba bajo bandera de conveniencia panameña, fue interceptado el pasado miércoles cuando navegaba por el Mar Rojo, entre Egipto y Arabia Saudí.

Según las autoridades israelíes, en su bodega transportaba 40 misiles de corto alcance (tipo M-302), además de piezas de artillería de 122 mm y numerosa munición procedente de Irán y con destino a la franja de Gaza, bajo estrecho asedio del Ejército israelí desde 2007.

Tanto el régimen de los ayatolá como el movimiento islamista Hamás, que gobierna en Gaza, han negado las acusaciones, que han despertado igualmente suspicacias tanto en la prensa israelí como en algunos círculos diplomáticos.

"Estas armas estaban destinadas a terroristas en Gaza, empeñados en destruir Israel", insistió Netanyahu, quien el domingo afeó a la alta representante de política Exterior de la UE, Catherie Ashton, que el mismo día visitara Irán y no hiciera comentario alguno sobre el cargamento.

Pero si "construimos un balcón en algún barrio de Jerusalén, el mundo vocea y grita; el mundo es hipócrita", subrayó el mandatario en alusión a las críticas de la comunidad internacional a la ampliación israelí de las colonias, ilegales según el derecho internacional.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios