www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Rusia impone su ley

domingo 16 de marzo de 2014, 08:13h
De un tiempo a esta parte, Rusia hace y deshace casi a su antojo en la escena internacional y prácticamente sin oposición alguna. Si hace pocos meses el Kremlin lograba imponer su criterio en la guerra de Siria, ahora ha ido aún más allá al invadir militarmente Ucrania, sin que ello acarree consecuencia alguna hasta el momento. Ayer mismo, en otra muestra de su poder, tumbaba con su derecho de veto una resolución de condena de Naciones Unidas a este respecto.

Lo de Crimea es una invasión militar en toda regla, más allá del hecho indudable de que la región sea mayoritariamente pro rusa. Moscú ha alentado el secesionismo local, con el agravante de la farsa del referéndum ilegal que hoy tiene allí lugar. Mientras, la guerra de Siria cumple su tercer año sin visos de solución a corto plazo. Es una de las mayores tragedias humanitarias que se recuerdan, con decenas de miles de muertos y más de 11 millones de desplazados.

En todo caso, Rusia es culpable en ambos escenarios. En Siria, por sostener a toda costa a un tirano sanguinario como Bashir al Assad, que masacra sistemáticamente a su pueblo. Y en Ucrania, porque Moscú ha sido -y a su manera sigue siendo- el máximo valedor de su títere Yanukovich, verdadero responsable de la actual situación que vive el país. Es posible que los ánimos se templen y que finalmente no haya enfrentamiento armado. Sin embargo, el mero hecho de que tropas de un país extranjero invadan una nación soberana es motivo de guerra. Y es, además, la primera vez desde 1939 que se violan fronteras europeas. La dinámica de Putin cada vez recuerda más a la de la extinta URSS.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios