www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Terrorismo etarra, ni un solo crimen impune

viernes 04 de abril de 2014, 00:13h
Al enorme dolor causado por la banda terrorista ETA que, recordemos, todavía no ha entregado las armas, se suma el inquietante hecho de que aún existan más de cuatrocientos crímenes cometidos por los etarras sin esclarecer. Sin duda, una afrenta no solo a las víctimas sino a toda la sociedad española que las comprende y apoya en sus justas reivindicaciones de que se investiguen sin tregua esos cientos de asesinatos y acciones delictivas. Ahora, gracias a la perseverancia de las asociaciones de víctimas del terrorismo el magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha citado al etarra Iosu Uribetxeberria Bolinaga para que declare como imputado por el asesinato del cabo de la Guardia Civil Antonio Ramos, crimen que se perpetró el 8 de junio de 1986 en Mandragón, y que es uno de esos cientos y cientos que están sin resolver.

No está ayuna precisamente la banda terrorista ETA de tener en sus filas a crueles asesinos. En su largo y siniestro historial de muerte y destrucción sembradas en España, a los ciudadanos se les ha helado la sangre al comprobar lo que eran capaces de hacer los etarras poseídos por su fanatismo asesino. Sin embargo, si hubiera que establecer un siniestro ranking sin duda ocuparía un lugar “de honor” en él Iosu Uribetxeberria Bolinaga. Recordemos que Bolinaga fue condenado por tres asesinatos y dos secuestros, y dio inequívocas muestras de su despiadado sadismo como carcelero del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, cuyo secuestro y permanencia durante más de quinientos días en un minúsculo y húmedo zulo causó especial conmoción en la sociedad española.

En agosto de 2012 se excarceló a Bolinaga para que siguiera cumpliendo la condena en su domicilio a causa de los informes médicos emitidos que, tras diagnosticarle un cáncer, le auguraban poco más de un año de vida. La concesión del tercer grado a Bolinaga por razones humanitarias causó un hondo malestar no solo entre las víctimas sino en la mayoría de los ciudadanos. Ahora con esta nueva imputación, en la que el juez ha decretado la prisión incondicional en su domicilio, es un excelente momento para revisar los informes por los que fue excarcelado, en los que había no pocas contradicciones. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ya se ha pronunciado para que este sanguinario etarra cumpla la condena en la cárcel, donde sin duda se le pueden dar los cuidados médicos que necesite.

Y, sobre todo, es el momento de que todos esos crímenes sin aclarar no queden impunes. El Gobierno debe tomar cartas en el asunto y no que sean solo, como ha sido en este caso, las Asociaciones de Víctimas quienes reclaman justicia y pongan todos los medios para ello. Ni uno solo de los repugnantes crímenes de la banda asesina puede quedar en el olvido y sin investigar a fondo para que a los culpables les caiga todo el peso de la ley.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.