www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AGUIRRE, BOTELLA, LA ALCALDÍA

viernes 04 de abril de 2014, 13:50h
De todas las elecciones de relieve con que se enfrenta el PP la que parece más despejada es la alcaldía de Madrid. Necesita mayoría absoluta pero así como en la Comunidad flota la incertidumbre, en la capital, no. La buena información de los madrileños y la excelente gestión que ha hecho Ana Botella presentan una elección difícil, como todas, pero despejada. Parece lógico que Esperanza Aguirre, si es verdad que desea retornar a un cargo de gestión, piense en la Alcaldía de Madrid, que lo reúne todo para ella.

Un incidente menor ha podido arrasar sus aspiraciones a convertirse en alcaldesa de Madrid. Esperanza Aguirre se ha equivocado y ha pedido excusas. No sé si eso bastará para devolverla al prestigio que tenía acumulado. Creo que no. En el incidente de tráfico que ha protagonizado debió someterse sin pestañear a lo que exigían los agentes de movilidad. Después, si hubo abuso de autoridad, retención excesiva o ilegal, la respuesta lógica estaba en el juzgado. Sin entrar en el fondo de lo que ha ocurrido, la impresión popular es que se escapó de forma intempestiva de los agentes de la autoridad. Conociendo a Esperanza Aguirre, me inclino a pensar que dice la verdad, toda la verdad, y por eso ha pedido excusas públicas. Los conductores de automóviles y motos saben hasta qué puntos los agentes de tráfico cometen excesos. Una buena parte de los españoles los han padecido. Si Esperanza Aguirre se hubiera sometido a lo que le exigían y hubiera denunciado después abuso o machismo, la opinión pública se habría puesto a su lado. Ha sido todo lo contrario.

Y son muchos los que creen que sus opciones a la alcaldía se han evaporado. Están demasiado cerca las elecciones para que un incidente de este tipo no repercuta sobre ellas. Los barones del PP que la rechazan son numerosos y se moverán como panteras de Java para cegar el paso a Esperanza Aguirre. Sus partidarios, que son muchos más que sus detractores, lamentan hoy un incidente menor, agigantado hasta el paroxismo por los periódicos impresos, hablados, audiovisuales y digitales.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios