www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

afecta a 27 modelos diferentes

Toyota revisará 6,39 millones de vehículos por fallos en la dirección

miércoles 09 de abril de 2014, 08:17h
Toyota Motor ha anunciado que deberá pasar revista a 6,39 millones de vehículos por fallos en la dirección y los asientos que afectan a 27 modelos diferentes, en lo que supone una de las mayores llamadas a revisión en la historia de la compañía.
El líder mundial del motor, Toyota Motor, anunció una de la mayores llamadas a revisión de su historia que afectará en todo el mundo a 6,39 millones de unidades de 27 modelos diferentes por fallos en la dirección, el airbag o los asientos.

La operación supone, al margen de un coste económico que aún se desconoce, un nuevo golpe para la imagen de un fabricante que se ha labrado fama mundial gracias a su "método Toyota", conocido por poner el acento en la "continua mejora". Hoy mismo, los títulos del mayor fabricante de coches del globo vieron rebajada su cotización en un 3,1 % en la Bolsa de Tokio tras conocerse la noticia.

En los últimos meses, las averías mecánicas han afectado también a sus principales competidores, la estadounidense General Motors (GM) y la alemana Volkswagen, que han protagonizado llamadas a revisión masivas.

Aunque Toyota aseguró no haber tenido constancia de ningún accidente por culpa de estos fallos, en el último lustro, su reputación como una empresa capaz de combinar rapidez y eficiencia inusitada a la hora producir coches de gran calidad ha quedado cada vez más en entredicho.

En 2012 llamó a revisión a más de 7,4 millones de vehículos en todo el mundo por una avería eléctrica y poco después, en febrero de 2013, un fallo de software le obligó a pasar revista a 1,9 millones de unidades de uno de sus productos insignia, el híbrido Prius. No obstante, el mayor defecto de serie detectado en sus coches afectó al acelerador y obligó a llevar al taller a casi 10 millones de vehículos entre 2009 y 2011.

Aquel fallo vino marcado por un trágico accidente mortal que tuvo lugar en EEUU y en el que el conductor del Lexus implicado pudo relatar en una dramática llamada a los servicios de emergencia que el acelerador estaba atascado y el vehículo circulaba sin control poco antes de sufrir el choque que costó la vida a sus cuatro ocupantes.

Para terminar de golpear su imagen, el pasado marzo Toyota aceptó pagar una multa de 1.200 millones de dólares que le impuso el Gobierno de EEUU, la mayor con la que Washington ha castigado a un fabricante de coches, por "realizar declaraciones públicas engañosas y proporcionar datos inexactos" para ocultar la grave avería.

La sanción y los nuevos problemas en los coches de Toyota coinciden con la polémica que rodea a la última llamada a revisión realizada recientemente por su principal competidor, la casa estadounidense General Motors, que podría afrontar en el futuro una sanción aún mayor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios