www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Diez consejos para Rajoy

miércoles 14 de mayo de 2008, 01:07h
1. No se ofusque ni se cabree. Las críticas que recibe son duras, pero no necesariamente injustas.

2. No pasa nada por reconocer errores, además de apuntarse éxitos. Usted perdió muy dignamente las elecciones, pero la derrota pasa factura, igual que la victoria conduce a la gloria.

3. No vuelva a pensar, ni a hacer caso a los que piensan, que los responsables de la derrota fueron todos menos usted.

4. No se crea que los diez millones largos de votos son su patrimonio. Los que le apoyaron lo hicieron seguramente con convicción; pero no por su carisma personal, sino por ser la única apuesta posible para el centro derecha español.

5. A usted no le sobraba lastre de la vieja guardia, puesto que usted mismo era la vieja guardia. De sobrar, sobraban todos, o bien no sobraba nadie. Vuelva sobre sus pasos y cierre heridas con urgencia.

6. No caiga en la paranoia ni desconfíe de cuantos le rodean, hasta el punto de atrincherarse tras un aparato funcionarial inexperto como panacea para el cambio de imagen. Pero tampoco se fíe de los apoyos que recibe de los barones, porque les viene bien un jefe debilitado, al que no dudarán en abandonar si cae. Y, desde luego, no se fíe de los elogios de la izquierda al nuevo Rajoy "moderado". Si la izquierda le aplaude es que usted está perdido.

7. No monte un Congreso a la búlgara. Dimita, dé paso a una Gestora que dicte igualdad de oportunidades para eventuales candidatos, y preséntese de nuevo, si quiere. Si gana, estará legitimado. Y, si pierde, habrá dado un ejemplo de democracia interna

8. No sea usted como Zapatero, hombre, que cambia de política según cambia de intención de voto. Mantenga los principios de su partido y tendrá a muchísimos españoles con usted, aunque se quede en Génova y no vaya a La Moncloa. Recuerde que el PP ganó con ellos dos elecciones, y, aun perdiendo, al menos puede suponer el freno al radical socialismo zapateril.

9. Un cupo de errores es admisible, pero ni uno más. Lo de María San Gil debe ser la gota que colme el vaso de los despropósitos. Haga un esfuerzo, tome la fregona y limpie el líquido derramado.

y 10. Vea usted la película "El sexto sentido". Cuenta la historia de una persona que quiere enmendar sus errores sin darse cuenta de que ya está muerta. Arregle el futuro antes de morir, políticamente, por supuesto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.