www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Grecia y el riesgo moral

martes 15 de abril de 2014, 01:52h
Se ha producido una gran noticia, a la que quizás no se le haya dado la importancia que merece. El Tesoro de Grecia ha vuelto a colocar los títulos de su deuda en el mercado. Irlanda fue el primer país rescatado en hacerlo, Portugal, tímidamente, también se ha abierto paso en el mercado, y ahora es Grecia quien anuncia el retorno de la normalidad.

Un retorno que viene ayudado por una situación del mercado más favorable, una recuperación visible, aunque todavía no vigorosa, de la economía, la mejora del balance exterior, y la mejora en las condiciones de financiación de los préstamos realizados por los organismos multinacionales. A ello hay que sumar que dos tercios de la deuda griega están en manos del sector institucional (FMI y Unión Europea). Si tenemos en cuenta que el sector privado ya sufrió una quita, una segunda reestructuración es ahora muy improbable, por lo que la deuda es ahora más segura que antes.

En este recuento de explicaciones debería estar la mejora de la situación fiscal. Es cierto que, por vez primera desde 2003, las cuentas arrojan un superávit primario, y el déficit estaba previsto para el entorno del 5 por ciento del PIB. Pero según los datos que se han conocido este lunes, el déficit se resiste a caer, y se sitúa en el 12,7 por ciento de su Producto Interior Bruto.

Si bien este dato arroja nuevas dudas, hay otras cuestiones más fundamentales y que son ya difíciles de soslayar. El mercado no confía tanto en Grecia como en la Unión Europea y el Banco Central Europeo. Es decir, el mercado sabe que de facto hay una mutualización de la deuda, lo cual arroja sobre las economías europeas los peligros del llamado “riesgo moral”: Puesto que los países que incurran en comportamientos antieconómicos no sufrirán sus más duras consecuencias, pues está detrás el BCE, en lugar de evitarlos lo que se hace es favorecerlos en el futuro. Se ha atendido lo urgente, descuidando el largo plazo. Si no se da un giro en cuanto se calmen las aguas, más pronto que tarde sufriremos las consecuencias.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.