www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

"es una experiencia profunda y conmovedora"

Obama inaugura el Museo de la Memoria del 11-S

jueves 15 de mayo de 2014, 17:15h
El museo sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 mantiene viva la memoria de las víctimas y demuestra que "nada puede rompernos", afirmó este jueves el presidente estadounidense, Barack Obama. En su intervención durante la inauguración del museo, Obama afirmó que visitar el edificio "es una experiencia profunda y conmovedora" que permite conocer y recordar a las casi 3.000 víctimas.
Casi trece años después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 Nueva York ya tiene por fin un Museo de la Memoria para recordar a la ciudad, al país y al resto del mundo las tragedias y lecciones de aquellos días, con la mente puesta en las tres mil víctimas y los héroes que dieron su vida.

El museo sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 mantiene viva la memoria de las víctimas y demuestra que "nada puede rompernos", afirmó este jueves el presidente estadounidense, Barack Obama. En su intervención durante la inauguración del museo, Obama afirmó que visitar el edificio "es una experiencia profunda y conmovedora" que permite conocer y recordar a las casi 3.000 víctimas.



"Aquí contamos su historia para que las generaciones por venir nunca los olviden", afirmó el presidente, quien evocó cómo el museo expone detalles personales, como un anillo de boda o un casco de bombero, para acercarnos a ellos. El museo muestran fotografías de cada una de las víctimas y explica su vida. "Aquellos a los que perdimos viven dentro de nosotros. En las familias que aún les quieren. En los amigos que siempre les recuerdan", insistió el presidente.

10.300 metros cuadrados
A lo largo de varias salas repartidas en más de 10.300 metros cuadrados de exposición, los visitantes encontrarán desde dos tridentes de acero que formaron parte de la estructura de la fachada de la Torre Norte hasta los restos de un camión de bomberos o el motor de uno de los ascensores de la Torre Sur.



Los dos sectores principales del museo se encuentran bajo las enormes piscinas que presiden el Memorial del 11S, donde se pueden ver fotografías, maquetas y objetos personales de las víctimas y del personal de los servicios de emergencia y rescate, en un escalofriante recorrido donde lo visual y lo sonoro tienen un papel fundamental.

Otro de los puntos centrales es una enorme sala donde se encuentra "la última columna", de 56 toneladas de peso y casi 11 metros de altura, retirada de la "zona cero" en mayo de 2002 y que en las semanas posteriores fue cubierta de mensajes, fotos y otros recuerdos por el personal de rescate, los voluntarios y familiares.

También hay un espacio importante que repasa la historia en los años previos a los ataques, desde el primer atentado contra el World Trade Center en 1993 y el surgimiento de Al Qaeda, a sus posteriores consecuencias, en un intento de los responsables del Memorial de invitar a la gente a reflexionar sobre lo que significa el 11S.

Todavía quedan por identificar 1.115 de las 2.753 personas que murieron aquel día tras el derrumbe de las Torres Gemelas, y de los cerca de 22.000 fragmentos humanos que se recuperaron en la "zona cero" casi un tercio todavía no han sido cotejados, según los últimos datos de la Oficina del Forense de la ciudad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.