www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Duelo Santos-Zuluaga en Colombia

sábado 17 de mayo de 2014, 08:18h

A poco más de una semana para que se celebren las elecciones presidenciales en Colombia, los pronósticos han cambiado de forma tan inesperada como sorpresiva. Cuando todo apuntaba a que si no en la primera vuelta, sí en la segunda, el actual presidente, Juan Manuel Santos, lograría la reelección, ahora varias de las últimas encuestas vaticinan una situación mucho más complicada e incierta. Aunque Santos aún obtiene ventaja frente a sus rivales, le va pisando los talones Óscar Iván Zuluaga, con escasa diferencia por lo que se considera incluso que peligra que Santos continúe en el poder. Aunque hay otros candidatos, como Marta Lucía Ramírez, por el Partido Conservador, Clara López, por el Polo Democrático Alternativo, y Enrique Peñalosa Londoño, por la Alianza Verde, el decisivo y verdadero duelo está planteado entre Santos y Zuluaga, que se presenta por el Centro Democrático, partido fundado por el expresidente Álvaro Uribe, que es hoy el mayor opositor a Santos.

Precisamente, se da también la circunstancia de que en las encuestas aparece Uribe, hoy senador, como el político que tiene mejor imagen entre los colombianos, mientras que Santos acarrea la más desfavorable y negativa, con un 61 % en contra de su figura y gestión. El actual presidente se las prometía muy felices cuando hace dos años impulsó las negociaciones entre su Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se desarrollan en La Habana. Pero con el ansia de ir a las elecciones con ventaja como el artífice de la paz, ligó los comicios a un referéndum sobre los acuerdos alcanzados con la guerrilla -idea de la que finalmente ha tenido que desistir-, lo que le hizo forzar la máquina y otorgar concesiones a los guerrilleros, con las que no estaban de acuerdo la mayoría de la población. Una mayoría que naturalmente desea la paz pero no a cualquier precio, incluso el de la impunidad para terribles crímenes cometidos por las FARC. Esta realidad quedó de manifiesto en las recientes elecciones legislativas al Congreso, en las que Uribe y su partido consiguieron unos más que notables resultados, y ahora se confirma en las encuestas con vistas a las inminentes presidenciales. De igual forma, Santos ha sufrido un gran desgaste con su no muy inteligente manera de afrontar los paros agrarios, que en cierta medida han sido orquestados por la guerrillera como medida de presión si las negociaciones se estacaban. Aunque Santos no deja de llevar cierta razón al denunciar que los paros se han utilizado políticamente en su contra, no ha sabido hacer frente a un problema de gran envergadura como es el de la situación del campo colombiano, y que lleva enquistado en Colombia desde hace décadas.

En este contexto, las FARC, acompañadas del otro grupo guerrillero de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional, (ELN), se ha descolgado con un alto el fuego a raíz de las elecciones que se extendería desde el 20 hasta el 28 de mayo. Parece que esta decisión apoya implícitamente a Santos, pues no es casual que se haya producido cuando su reelección no es segura. Tampoco es baladí que el jefe de campaña de Santos se haya apresurado a decir que el cese no va en beneficio del actual mandatario. Sin embargo, su coincidencia es cuando menos sospechosa, pues, frente a Santos, su oponente con más posibilidades de victoria, Óscar Iván Zuluaga, previsiblemente no continuaría las negociaciones, ya que la formación de Uribe no es partidaria de ellas sino de emplear todas las armas al alcance de un Estado democrático para acabar con la guerrilla, línea en la que consiguió clamorosos triunfos durante su mandato. En cualquier caso, parece que el alto el fuego es un regalo envenenado de las FARC a Santos, a quien obviamente le pasará la factura tratando de ligar su posible triunfo en los comicios con ese cese.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.