www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El oprobio de Siria

martes 20 de mayo de 2014, 00:12h
Según datos del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, 162.000 personas habrían perdido ya la vida en los 3 años que dura ya el conflicto. A ello hay que sumar un número indeterminado de desaparecidos y heridos, así como los dos millones largos de desplazados, hacinados de forma precaria en campamentos de refugiados. Son datos sangrantes -nunca mejor dicho-, más si cabe si se tiene en cuenta que el país contaba apenas con 20 millones de habitantes cuando se inició la guerra.

El causante inicial de esta barbarie es Bashir al Assad, aunque el tirano sirio sería ya historia de no contar con el apoyo explícito de Rusia y, en menor medida, Irán. Pocas veces ha habido un consenso tan nutrido como en esta ocasión: la práctica totalidad de la comunidad internacional, Liga Arabe incluida, frente a Moscú y Teherán. Y por potente que sea el apoyo ruso, tres años son demasiados como para que al Assad siga en supuesto, sabiéndose impune. El oprobio de Siria, pues, es también el fracaso de la comunidad internacional y la constatación de que la política exterior rusa es más que preocupante; Ucrania es otro ejemplo palmario.

Al menos 162.000 personas han muerto en los más de tres años de conflicto en Siria, 54.000 de ellas civiles, según el último balance ofrecido este lunes por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que ha precisado que hay también miles de desaparecidos a manos tanto del régimen de Bashar al Assad como de los rebeldes que luchan para derrocarle. Según este organismo pro-opositor y con sede en Londres, las bajas del lado de las fuerzas insurgentes son inferiores a las de las fuerzas gubernamentales. Así, el Ejército sirio, las milicias partidarias de Al Assad, los combatientes del partido-milicia chií libanés Hezbolá y otros milicianos chiíes extranjeros han sufrido 62.800 bajas.

En comparación, el bando rebelde ha registrado 42.700 muertos, incluidos combatientes del Frente al Nusra (el brazo de Al Qaeda en el país), otras brigadas islamistas así como soldados que desertaron de las filas del Ejército. A ellos se sumen otros 3.000 muertos cuya identidad o filiación se desconoce. De acuerdo con el Observatorio, todas las partes en el conflicto han minimizado sus pérdidas, por lo que ofrecer un balance preciso es prácticamente imposible, de ahí el que el balance total de muertos podría ser de hasta 70.000 personas más, hasta las 230.000.

El Observatorio ha aclarado que sus cifras no incluyen a las 18.000 personas que han sido detenidas por las autoridades y cuyo paradero es desconocido, así como los miles más que desaparecieron tras operaciones de las fuerzas de seguridad. Otros 8.000 soldados y milicianos partidarios de Al Assad también han desaparecido tras ser apresados por los rebeldes, y cientos de personas han sido secuestradas. A ellos se unen unos 1.500 combatientes que han sido secuestrados durante el conflicto entre las distintas facciones rebeldes.

Los esfuerzos para encontrar una solución política fracasaron en Ginebra hace tres meses y el mediador de la comunidad internacional, Lajdar Brahimi, abandonará el cargo a finales de este mes. Al Assad, que ha conseguido ir recuperando el control del centro del país, ganará con toda probabilidad las elecciones presidenciales del próximo 3 de junio, sin por ello dejar de ser un asesino en serie.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios