www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUBALCABA YA NO ES DIPUTADO

miércoles 03 de septiembre de 2014, 12:52h
En la vida española quedan pocos políticos en activo que hicieran la Transición...

En la vida española quedan pocos políticos en activo que hicieran la Transición. Alfonso Guerra es el caso más destacado. Alfredo Pérez Rubalcaba tiró ayer la toalla y dejó de ser diputado.

Sería injusto silenciar la ingente tarea de Rubalcaba a lo largo de los últimos cuarenta años. Ha sido un peso pesado de la política. Fue hombre clave en la gestión de Felipe González, el hombre de Estado más importante del siglo XX como Cánovas del Castillo lo fue del siglo XIX. Desde una posición lealmente socialista, Rubalcaba atendió siempre el interés general tanto como diputado, como ministro, como vicepresidente o como candidato.

Supo respetar el político ahora retirado el espíritu de la Transición y su actitud ante la ley de abdicación y la proclamación de Felipe VI resultó admirable y decisiva. Gracias a él funcionó el pacto de Estado de la Transición y Felipe VI se sintió respaldado por el 86% del Congreso y el 90% del Senado.

Rubalcaba no perdió las elecciones del 20 de noviembre de 2011. Rajoy no ganó esas elecciones. Las perdió Zapatero, que solo unos meses antes se vio obligado a renunciar a la candidatura. Fueron tantos los errores cometidos durante la gestión zapatética que los barones y la mayoría de los dirigentes del PSOE sabían que tenían las elecciones perdidas. Rubalcaba poco pudo hacer pero en situación de extrema dificultad supo mantener el pulso, la moderación y la prudencia.

Nada más injusto que ignorarle o desdeñarle. Políticos como él, sagaces, honrados, trabajadores y con sentido del Estado es lo que necesita España. La Universidad española se va a beneficiar ahora con su sabiduría y su experiencia.