www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA

Egipto teme una oleada de refugiados de Gaza

miércoles 23 de enero de 2008, 22:38h
Cientos de familias se han provisto de comida y medicina a través del paso de Rafah, aunque el martes Israel levantó levemente el bloqueo que mantiene en esta región, al permitir la entrada de fuel y alimentos básicos por los pasos fronterizos. Las Autoridades egipcias temen una oleada masiva de refugiados y hasta el momento los soldados encargados de vigilar el paso fronterizo intentan evitar el aluvión como pueden. Pero frenar a una masa de personas desesperadas que eligen hacer frente a los perros y las mangueras antes que al bloqueo, no es fácil, y ya son miles las que han cruzado.

Los medios de información israelíes no se ponen de acuerdo en si las personas heridas en los enfrentamientos en la frontera (unas sesenta, en su mayoría mujeres) fueron a causa de las mangueras de agua o por disparos efectuados por soldados egipcios. También se informa de que se ha visto a varios milicianos de Hamás cruzar la frontera y volver a entrar, posiblemente para proveerse de armas, aunque no está confirmado. El ministro de Defensa israelí Ehud Barak ha señalado hoy que no frenará el bloqueo a Gaza hasta que no pare el lanzamiento de cohetes Qasssam en Sderot, que durante la jornada del martes pasado sumó unos veinte. Israel también ha instado hoy a Egipto a que controle la frontera de Rafah, ya que con el paso abierto, "cualquiera puede entrar" a la Franja de Gaza.

Gaza sufre el bloqueo impuesto por el gobierno israelí desde el 2000, cuando comenzó la Segunda Intifada, y durante el verano de 2006 se vió recrudecido por la represalia hebrea al secuestro de un soldado por parte de milicianos palestinos. La población israelí observa con cierta calma este recrudecimiento del bloqueo y una gran mayoría lo ve como la única solución al fin del lanzamiento de cohetes a las localidades colindantes con la Franja de Gaza. Aunque para este sábado hay organizada una manifestación multitudinaria en la frontera con Gaza, con ciudadanos de todas partes del país que intentarán pasar alimentos y medicina a otro grupo de manifestantes palestinos del otro lado.

La apertura de la frontera con Egipto puede propiciar el tráfico de armas y el mercado negro en Gaza. Miles de personas han pasado ya por las diferentes entradas que los habitantes de Gaza abrieron el martes, empujados por el bloqueo que Israel mantiene en esta zona desde la semana pasada. Muchos afirman que han pasado para proveerse de alimentos y gasolina, o de las medicinas necesarias que comienzan a escasear ya, y la tónica general es la prisa, por el miedo de muchos palestinos a que Egipto vuelva a cerrar la frontera y se queden atascados en la Península del Sinaí sin posibilidad de volver a entrar.

Otros tantos aseguran que van a comprar en Egipto comida y utensilios básicos que luego revenderán en Gaza por el doble o triple de dinero. Hay gente que ya ha cruzado hasta tres veces la frontera en lo que se ha convertido en una carrera contra el tiempo para comprar todo lo posible, ya sea para consumo personal o para vender luego, antes de que la frontera se vuelva a cerrar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios