www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA AUDIENCIA BALEAR PONE EN EVIDENCIA AL JUEZ CASTRO: LA INFANTA NO COMETIÓ DELITO DE BLANQUEO DE CAPITALES, AUNQUE TAL VEZ SÍ FISCAL

viernes 07 de noviembre de 2014, 13:20h
·
El fiscal Pedro Horrach afirmó en su día que el juez Castro había imputado a la Infanta Cristina por ser ella quien es, sin pruebas y con tendenciosidad. Aseguró el fiscal que se traba de una “instrucción a la carta” por parte del juez Castro para “pescar a la Infanta”. El fiscal calificó al juez de “taimado” asegurando que “una leve brisa destruye la instrucción”.

La impresión general de los analistas objetivos es que el juez imputó a la Infanta y alargó la instrucción para adquirir relieve en los periódicos y la televisión. Permaneció impasible ante la primera bofetada que le propinó la Audiencia Nacional. Ahora ha recibido la segunda, especialmente dura porque ha quedado definitivamente claro que la Infanta no ha cometido un delito de blanqueo de capitales, lo que acentúa la mediocre calidad jurídica de la instrucción de Castro, si bien la Audiencia mantiene la posibilidad del delito fiscal. No habiendo acusación ni por parte del fiscal ni de la Agencia tributaria, la Infanta quedará exonerada con alta probabilidad de este delito.

El juez Castro quería convertirse en estrella. Lo consiguió durante los meses en que alargó innecesariamente la instrucción y ha caído ahora en el ludibrio abofeteado jurídicamente por la Audiencia balear.

No lo van a hacer los abogados de la Infanta pero podrían iniciar un proceso contra el juez por presunta prevaricación. Según sectores jurídicos cualificados el daño que Castro ha hecho a la Infanta, se merecería una acción de la justicia para dar a cada uno lo que se le debe.