www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

golpe a eta en burdeos

La trayectoria de los detenidos

miércoles 21 de mayo de 2008, 11:30h
'Thierry', número uno de Eta
Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', detenido esta noche en el sur de Francia, está considerado el 'número uno' de Eta y participó activamente en las negociaciones con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero durante la tregua.

En la operación más importante contra Eta desde la llevada a cabo en 2004 en el suroeste de Francia contra Mikel Albizu Iriarte, 'Mikel Antza', y a Soledad Iparragirre, 'Anboto', fueron detenidos otros tres terroristas del aparato político de la banda: Ainhoa Ozaeta, Igor Suberbiola y Jon Salabarria.

'Thierry', de 49 años, desbancó en el liderazgo de la banda a José Antonio Urrutikoetxea, 'Josu Ternera', y participó en las últimas reuniones del proceso de negociación entre el Gobierno y la organización terrorista Eta. Considerado como el 'número uno' del aparato militar y político de la organización terrorista, apostó por la ruptura del alto el fuego permanente en las últimas reuniones entre ETA y el Ejecutivo socialista.

Jefe del 'aparato militar' de la banda junto a Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', y Aitzol Iriondo, 'Gurbitz', ambos bajo sus órdenes, se le atribuye la orden para llevar a cabo el atentado de la T-4 el 30 de diciembre de 2006 que acabó con la vida de los ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio y que supuso un golpe muy importante en el desarrollo de la tregua.

Nacido en Galdakao (Vizcaya) en 1958 y conocido con los alias de 'Bartolo', 'Zulos', 'Pierre', 'Marcel' y, finalmente, 'Thierry', participó en diciembre de 2006 por primera vez como interlocutor de la banda terrorista. También estuvo presente en el último encuentro con el Ejecutivo en mayo de 2007.

El 5 de junio del pasado año, poco después de este segundo y último encuentro, la banda hizo público el comunicado de fin de la tregua. La Policía sospecha que dio la orden para realizar el atentado de la T-4 y los atentados posteriores llevados a cabo por la banda como el que el pasado 7 de marzo, dos días antes de las elecciones generales, acabó con la vida del ex concejal socialista de Arrasate-Mondragón Isaías Carrasco.

Los expertos antiterroristas sospechan que 'Thierry' entró a formar parte de Eta en 1980. Tres años después, fue detenido en Francia, tras lo cual pasó a la clandestinidad.

También fue responsable de zulos de Eta a partir de 1993, pasando desde esta fecha a formar parte de la cúpula terrorista. A mediados de los noventa, se fugó a Cuba y a su vuelta se ocupó de los grupos de reserva.

Salaberría, ex parlamentario de Batasuna en la Cámara vasca
El miembro de la cúpula de Eta, Jon Salaberría, detenido esta noche cerca de Burdeos, en el sur de Francia, junto a los también líderes de la banda Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', Ainhoa Ozaeta e Igor Suberbiola, se encontraba en situación de busca y captura desde mayo de 2005 y fue parlamentario de Batasuna en la Cámara vasca donde llegó a sostener que ETA defiende los "derechos legítimos que tiene el pueblo vasco".

Fue el 12 de abril de 2002 cuando, desde el Parlamento de Vitoria, aseguró que la lucha armada de la banda terrorista Eta "no responde a la voluntad de imponer ideas sino a la defensa de derechos legítimos que tiene el pueblo vasco". Durante el debate de una iniciativa relativo a la supresión de la insumisión como delito, dio su visión del terrorismo de Eta, que a su juicio no busca imponer ideas, sino defender "derechos legítimos que tiene el pueblo vasco".

"Desvirtuando la naturaleza del conflicto no hay manera de buscar soluciones", dijo entre los abucheos de todos los grupos representados en el Parlamento de Vitoria. Pese a ello continúo asegurando que "la lucha armada del IRA" se detuvo cuando el Gobierno británico reconoció el derecho de autodeterminación irlandés, y acusó a la Guardia Civil de ser quienes imponen las armas, puesto que "permanece en Euskal Herria desde mucho antes de que Eta existiera".

En cuanto tuvo conocimiento de estas declaraciones, la Fiscalía General del Estado comenzó sus trabajos para comprobar si podía interponer una querella contra Salaberría, extremo que se produjo días después cuando el Ministerio Público presentó una querella contra él por un supuesto delito de enaltecimiento o justificación del delito de terrorismo.

El 5 de septiembre de 2003, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSPV) le condenó a 7 años de inhabilitación absoluta y uno de prisión por enaltecer el terrorismo en aquellas manifestaciones, no obstante, esta condena fue luego anulada por el Tribunal Supremo el 23 de diciembre de 2004.

Por otra parte, el 18 de diciembre de 2002 acudió al TSJPV en relación con su participación el 30 de agosto de 2001 en el entierro de la miembro de Eta Olaia Castresana. En aquel acto, Salaberría fue uno de los portadores del féretro con los restos de Castresana. Sin embargo el tribunal autonómico también le absolvió por entender que no tenía conocimiento de que el ataúd de la etarra portase una bandera de Eta.

Años después, el 25 de mayo de 2005 Salaberría fue citado junto al líder del Batasuna Arnaldo Otegi en la Audiencia Nacional por el juez Grande-Marlaska para que declarase como imputado en la investigación en torno a la subordinación de la formación ilegalizada a Eta y la financiación de la banda por medio de las 'herriko tabernas'. Además también iba a ser interrogado acerca del aparato de extorsión. No obstante, Salaberría no se presentó por lo que Grande-Marlaska decretó una orden de busca y captura contra él.

La última aparición pública de Salaberría -quien además fue detenido en varias ocasiones por actos de terrorismo callejero en los años 90 y dirgente de Jarrai- fue el 26 de junio de 2005 por medio del diario 'Gara', desde donde escribió que la justicia española no es legítima para juzgar "el trabajo político" de la izquierda abertzale.

Ozaeta, la mujer que leyó el comunicado de ruptura de la tregua
Ainhoa Ozaeta, detenida esta noche en Burdeos (Francia) junto a los otros tres integrantes de la cúpula político y militar de Eta Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', Igor Suberbiola y Jon Salabarria, fue supuestamente la encargada de leer el comunicado que puso fin al "alto el fuego permanente" anunciado por la banda terrorista el pasado 5 de junio.

Ozaeta fue concejala en el Ayuntamiento de Andoain durante la legislatura 1999-2003, en la que fue alcalde por Euskal Herritarrok (EH) José Antonio Barandiaran, arrestado esta mañana en la citada localidad guipuzcoana.

Cuando se inició la tregua, formó parte del aparato político-negociador de Eta bajo la dirección de 'Josu Ternera' . La Policía Científica atribuyó a Ainhoa Ozaeta ser la mujer que leyó el comunicado de "alto el fuego permanente" el 5 de junio de 2007.

En 2003, Ozaeta formaba parte de la dirección de la ilegalizada Batasuna y mantuvo reuniones secretas con 'Josu Ternera', quien por entonces estaba en la clandestinidad al ser un prófugo de la Justicia. Ozaeta era una de las dirigentes de la izquierda abertzale que se trasladaba periódicamente al sur de Francia para entrevistarse con la cúpula etarra.

Desde la ruptura de la tregua, Ozaeta formó parte del aparato político y militar de Eta junto a Igor Suberbiola y Jon Salabarria, todos ellos bajo las órdenes de Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', el considerado como 'número uno' tras desbancar a 'Josu Ternera' en las últimas reuniones con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Suberbiola Zumalde
Por su parte, Igor Suberbiola Zumalde está reclamado por la justicia, con orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión del Juzgado Central de Instrucción número 5 de fecha 9 de junio de 2003 por un delito de pertenencia a banda armada.

Nacido en San Sebastián el 25 mayo de 1979, Suberbiola Zumalde, de complexión atlética y 1,90 metros de estatura, fue detenido el 6 de marzo de 2001 junto con otros 15 jóvenes por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El magistrado ordenó el 13 de febrero de 2002 libertad bajo fianza de 30.000 euros para Suberbiola, que estaba encarcelado por la causa abierta contra Haika, fusión de Jarrai y Gazteriak, la organización juvenil de apoyo a Eta que operaba en territorio galo.

Tras pagar una fianza, abandonó la cárcel de Soto del Real (Madrid) y desde entonces permanecía en busca y captura. En el año 2004, la Comisaría General de Información le identificó como presunto miembros de la banda terrorista Eta.








¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.