www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ARTURO MAS, ABOFETEADO POR EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

jueves 26 de febrero de 2015, 12:33h
Arturo Mas reiteró cien veces que todas sus decisiones estaban dentro de la legalidad. El Tribunal Constitucional...
Arturo Mas reiteró cien veces que todas sus decisiones estaban dentro de la legalidad. El Tribunal Constitucional le ha abofeteado ante la opinión pública y ha sentenciado la inconstitucionalidad de sus medidas en favor de la secesión de Cataluña. La soberanía nacional reside en todo el pueblo español. En la Constitución está establecido el procedimiento para su reforma y a él debe atenerse Arturo Mas. El presidente de la Generalidad se ha dedicado a la trapisondería, al engaño y a las trampas para llevar adelante su órdago secesionista.

Mariano Rajoy no puede permanecer impávido ante la bofetada descargada por el Tribunal Constitucional sobre las mejillas de Arturo Mas. Todo el aparato mediático que domina el Gobierno debe, desde la libertad de expresión, respaldar al alto Tribunal e insta-lar en la picota de la vergüenza nacional a Arturo Mas.

En un excelente editorial, el diario El Mundo afirmaba: “Una actuación así (la de Arturo Mas), que fractura a la sociedad y pone en peligro la convivencia, no debería en ningún caso quedar impune”.

Pues claro que no. El presidente de la Generalidad no puede salir de rositas del zarandeo al que ha sometido a España en general y a los catalanes en particular. Mariano Rajoy está en la obligación de salir de la pasividad de la que le acusó en el Congreso Duran Lleida y actuar con la prudencia y la contundencia que la sentencia del Tribunal Constitucional exige a un político responsable que ocupa la presidencia del Gobierno.