www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NI PRIMOS NI YERNOS NI CUÑADOS

miércoles 18 de marzo de 2015, 13:01h
Ni primos ni yernos ni cuñados. Se terminaron los parientes. Ana Botella ha tenido...

Ni primos ni yernos ni cuñados. Se terminaron los parientes. Ana Botella ha tenido el gran acierto de eliminar el nepotismo del Ayuntamiento de Madrid. La alcaldesa, preocupada por la desafección que zarandea a la clase política, ha decidido terminar con la indeclinable tendencia de algunos concejales para enchufar a sus parientes. El nepotismo se ha convertido en un escándalo permanente porque los dirigentes de los partidos políticos, de todos o casi todos, han demostrado un enternecedor amor por la familia colocando a sus hijos, a sus hermanos, a sus esposas, a sus cuñados, a sus yernos, a sus nueras en suculentos puestos estables.

No estaría de más que la alcaldesa de Madrid, que ha hecho una espléndida y eficaz gestión al frente del Ayuntamiento, cercenarse también la tentación de algunos concejales a colocar no solo a sus parientes, también a sus amiguetes y paniaguados. A dedo, con el aliento acreditado de la prepotencia, no pocos dirigentes demuestran su poderío instalando en cargos generalmente innecesarios y pagados por todos a través de unos impuestos casi confiscatorios, a sus simpatizantes y a sus enchufados.

Ana Botella ha recibido el elogio generalizado de los medios de comunicación por su actitud ante el nepotismo. Incrementaría los aplausos si extiende su decisión al amiguismo.