www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Donna Leon: Sangre o amor

domingo 29 de marzo de 2015, 17:28h
Donna Leon: Sangre o amor

Traducción de Maia Figueroa Evans Seix Barral. Barcelona, 2015. 312 páginas. 18,50 €. Libro electrónico: 12,99

Por Federico Aguilar

A Donna Leon el mundo de la novela policiaca no le resulta ancho y ajeno. Muy al contrario, lo domina con absoluta soltura y hoy es un nombre de referencia para todos los amantes del género. No son pocas las escritoras que lo cultivan, que cuenta con figuras como la de Patrica Hi, P. D. James, o, en nuestro país, Alicia Giménez Barlett, pero sin duda Donna Leon ocupa un lugar de privilegio entre las damas del crimen. El pasado año sus muchos seguidores pudieron disfrutar de Muerte entre líneas, publicada también por Seix Barral -editorial donde puede encontrarse prácticamente toda su producción-, donde se nos presenta el robo de libros de gran valor en la biblioteca Merula, situación que, claro está, luego se complica al cometerse un cruel asesinato. Ahora se puede seguir disfrutando con Sangre o amor, el nuevo caso del comisario Guido Brunetti, el emblemático personaje creado por la escritora norteamericana afincada en Venecia.

Sangre o amor no solo se desarrolla en la ciudad de los canales, como es habitual en todas las entregas de la serie, sino que Brunetti vuelve al escenario de La Fenice, donde precisamente tuvo que resolver su primer reto como detective. En Muerte en La Fenice, el director de orquesta Helmut Wellauer aparece muerto durante una representación de La Traviata en el célebre teatro veneciano, templo del bel canto.

Con una representación de ópera, Tosca, de Puccini, comienza Sangre o amor. Estamos en el último acto, y la admirada y carismática soprano Flavia Petrelli recibe la entusiasta ovación del público. Al bajarse el telón “se acabó la pantomima”. O, mejor, empieza otra, mucho más peligrosa, en la que la sangre derramada en el escenario será real fuera de él. Y el peligro se revestirá de deslumbramiento hacia la diva. Flavia Petrelli empieza a recibir caros regalos y, sobre todo, un sinfín de rosas amarillas, color, como se sabe, no precisamente de buen agüero en el mundo de las tablas. Seguramente provienen de un rendido admirador que, sin embargo, se va revelando cada vez como más inquietante. De manera misteriosa, parece saber todos los movimientos de la cantante como si quisiera ejercer sobre ella un absoluto control. Y no solo eso: amigos y personas cercanas a Flavia Petrelli sufren ataques de un desconocido, sospechándose que el causante puede ser su extraño fan.

En Guido Brunetti, Donna Leon ha creado un personaje cercano, un hombre familiar, casado con Paola y padre de dos hijos, culto y sensible, gran lector, sobre todo de los clásicos, que poco tiene que ver con el cliché del detective duro y solitario, y con mucho de amargura en su vida. Siempre es un placer seguir a Brunetti en sus investigaciones. Como en este caso en el que, junto a él, nos asomamos a las sombras que, detrás de las bambalinas, se agazapan, amenazantes, más allá del glamour del espectáculo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios