www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ANA PASTOR Y EL G-8

martes 12 de mayo de 2015, 12:30h
Tanto entre los militantes del PP como en la opinión pública existe un criterio generalizado: Ana Pastor está a...
Tanto entre los militantes del PP como en la opinión pública existe un criterio generalizado: Ana Pastor está a la cabeza de los ministros del G-8 por su calidad, su capacidad de trabajo y su eficacia. Impecablemente leal a Mariano Rajoy mantiene con el presidente una cercanía muy positiva pues le traslada el latir de la vida política sin halagos estériles ni adormecedores botafumeiros. Ana Pastor le explica a Mariano Rajoy, semana tras semana, la realidad de la situación.

Tal vez por eso, los analistas más avezados coinciden en que la ministra es la cabeza real del G-8, es decir de los ministros que, aplaudiendo lo conseguido en la gestión económica frente a la crisis, considera que Mariano Rajoy debe multiplicar sus intervenciones políticas para recuperar el terreno perdido conforme a lo que subrayan las encuestas más solventes.

García-Margallo, Fernández Díaz, Soria, Catalá, García Tejerina, Morenés, Arias Cañete forman el grupo de ministros y ministras que en torno a Ana Pastor empujan al presidente del Gobierno a enfrentarse con las cuestiones políticas de fondo desde el órdago secesionista de Arturo Mas y Oriol Junqueras hasta el desafío a la dignidad de España que día a día instrumentan los proetarras en el País Vasco.

Ana Pastor es la serenidad, la mesura, la prudencia, el buen sentido. Nadie le conoce una estridencia. Es una mujer especialmente constructiva y moderada. Quizá por eso cada día es más escuchada en Moncloa. Son muchos los que creen que la política impulsada por Ana Pastor puede contribuir de forma decisiva en los próximos meses a que el Partido Popular recupere el terreno perdido.