www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MILES DE EMPRESAS CATALANAS ABOFETEARON A ARTURO MAS Y SE FUERON

miércoles 13 de mayo de 2015, 12:33h
En solo un año, un millar de empresas catalanas cruzaron gentilmente el rostro de Arturo...

En solo un año, un millar de empresas catalanas cruzaron gentilmente el rostro de Arturo Mas y se fugaron de Cataluña con viento fresco para recalar en territorios españoles más seguros y coherentes. Paralelamente, el presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz se ha negado a recibir a la ANC (Asamblea Nacional de Cataluña), a Omnium Cultural y a la AMI (Asociación de Municipios para la Independencia). Europa marcha por el camino de la supranacionalidad y los europeos están atónitos ante el regreso al siglo XIX de algunos dirigentes catalanes. Y claro, ni se molestan en recibirles.

La inseguridad jurídica del proceso secesionista alentado por Arturo Mas y Oriol Junqueras no solo ahuyenta a las empresas, también a los inversores extranjeros, que han reducido sus entradas de capital en los últimos meses en cerca del 20%.

Arturo Mas es ya un iluminado dispuesto a sacrificar el bienestar de Cataluña y los catalanes a una utopía secesionista en la que solo hace unos años no creía pero que ahora considera con el fervor del converso la panacea de todos los males. Inasequible al desaliento soporta los cachetes que recibe desde el extranjero, las constantes vejaciones y los multiplicados desaires, exhibiendo esa estúpida sonrisa de suficiencia que le caracteriza. Es verdad que Arturo Mas es un pobre hombre de cortos alcances pero el daño que está haciendo a Cataluña y el resto de España resulta monumental. Mariano Rajoy permanece impenetrable ante la situación catalana tal vez porque no tiene nada que penetrar. Su pasividad y su lenidad indignan sobre todo a un sector de votantes del Partido Popular que se está pasando a ojos vistas a Ciudadanos, el partido de Albert Rivera.