www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ADAPTADA LA OBRA LAS MORADAS

Santa Teresa de Jesús, en cómic

miércoles 29 de julio de 2015, 15:00h
La obra Las Moradas, de Santa Teresa de Jesús, ha sido adaptada al cómic por un equipo de trece guionistas y dibujantes que se suman, así, a la conmemoración por el quinto centenario de su nacimiento.
Algunas de las ilustraciones del cómic sobre Santa Teresa. Fotos: santateresahistorieta.blogspot.com.es
Ampliar
Algunas de las ilustraciones del cómic sobre Santa Teresa. Fotos: santateresahistorieta.blogspot.com.es
El "castillo interior" que Teresa de Jesús dibujó en Las Moradas pasa de las letras a la historieta en un cómic que acerca un clásico de la literatura mística a todos los públicos en el quinto centenario del nacimiento de la Santa de Ávila.

Las respuestas místicas a qué siente el ser humano cuando el alma se separa del cuerpo o de dónde proviene la voz interior de cada uno, experiencias que Santa Teresa plasmó en su última obra, Las moradas, han cobrado forma de historieta de la mano de trece guionistas y dibujantes.

El cómic, plato fuerte de la serie de homenajes organizados en Argentina para conmemorar su nacimiento, da forma a las alegorías y las metáforas que la religiosa utilizó para escribir su obra en pleno siglo XVI. "Cada morada es un paso al 'matrimonio con Dios' e involucra un cambio de estilo, de lenguaje, de todo. Nos pareció que era el texto más rico para este tipo de trabajo", explicó Alejandro Farías, coordinador del cómic.

"Me gustaba mucho la idea de mirar las moradas como un paso hacia algo", admite en diálogo con Efe, tras presentar el libro en un acto organizado anoche en la embajada de España en Buenos Aires. Farías dijo que "lo más difícil fue encontrar la obra", tras descartar la primera idea de pasar a cómic la biografía de Teresa Cepeda.

Finalmente, el equipo se inclinó por la última obra de la santa de Ávila, de quien Farías subraya que tuvo "una valentía muy grande" al escribir sus experiencias místicas.

Un lenguaje sencillo y las imágenes que Teresa genera con alegorías y con metáforas ayudaron a los dibujantes a interpretar el texto, pese a su complejidad. A través de las distintas moradas, los dibujo transitan del realismo a la figuración y viceversa, en un reflejo del camino recorrido por Teresa y de su transformación a lo largo de su vida.

La diferencia entre cada uno de los estadios que refleja el libro permitió una mayor libertad para los artistas. Las primeras moradas, las más terrenales, fueron representadas por dibujantes más realistas, mientras que las más avanzadas, que detallan las experiencias más místicas de Teresa, aparecen adaptadas por artistas con una trayectoria abstracta.

Pedro Mancini, el dibujante que adaptó la quinta morada e ilustró la tapa del libro, reconoce que le "abrumó bastante el texto" cuando realizó un primer acercamiento. "Después me di cuenta de que un montón de cosas que ella cuenta tienen que ver con un universo más propio que tengo yo, más visual, onírico, que tiene imágenes surrealistas y es como un viaje", dijo a Efe.

Pese a la cantidad de manos que participó en el proyecto, los artistas han tratado de que "funcione como unidad". "Lo importante es que sea disfrutable", aseguró Mancini.

Precisamente, en palabras del consejero cultural de la embajada de España, Juan Duarte, la iniciativa intenta con este formato "llegar a todo tipo de público". Transformar Las Moradas en cómic constituye "la salida más vigente y actual" de dar vigencia a los secretos de la santa, agregó Duarte, que tiene ya la experiencia del salto a la historieta de otro clásico de las letras españolas, las "Novelas ejemplares", editada en 2013 en Argentina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.