www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRAS EL ASESINATO DE UN BEBÉ

Los enfrentamientos en Cisjordania dejan dos jóvenes palestinos muertos

sábado 01 de agosto de 2015, 12:42h
Los enfrentamientos en Cisjordania dejan dos jóvenes palestinos muertos
La noche de enfrentamientos en Cisjordania tras el asesinato de un bebé palestino a manos de radicales judíos se ha saldado con dos jóvenes palestinos muertos en Ramala y dos policías israelíes heridos.
El palestino Laith Al Jaldi, de 17 años, falleció durante la pasada noche por las heridas sufridas por fuego del Ejército israelí ayer cerca de Birzeit, a las afueras de Ramala, en los disturbios que siguieron al asesinato de un bebé por parte de colonos radicales. El día anterior, otro joven palestino resultó muerto en el norte de la franja de Gaza ayer por fuego israelí, cuando se acercaron a la verja de separación. Las protestas tras el asesinato de un bebé palestino a manos de radicales judíos han dejado, además, otros siete civiles palestinos y tres policías israelíes heridos.

Al Jadi, residente del campo de refugiados de Yalazone (al norte de Ramala) sufrió el impacto de un disparo tras haber lanzado un cóctel molotov contra el puesto militar israelí de Atara, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, según confirmaron a Efe fuentes militares. La bala le hirió en el pecho y, horas después y tras dos intervenciones de urgencia, el joven sucumbió a sus heridas en un hospital en Ramala, informó a Efe un representante del Comité Popular de Jalazone. Fuentes médicas indicaron había perdido mucha sangre hasta que llegó al centro médico.

Además dos policías israelíes resultaron heridos por el impacto de piedas en el campo de refugiados de Shuafat, en el territorio ocupado de Jerusalén Este, donde decenas de palestinos lanzaron piedras y cócteles molotov contra agentes de la Policía y la Guarda Fronteriza, que utilizaron medios de dispersión de masas. Un tercer miembro de las fuerzas policiales de Israel fue herido de levedad por el impacto de una botella y también se registró un ataque con disparos a un coche israelí, en el que no hubo víctimas y sobre el que Israel ha impuesto secreto de sumario.

También en el barrio musulmán de la Ciudad Vieja jóvenes lanzaron piedras y fuegos artificiales a agentes de la Policía. Además, un desconocido lanzó un cóctel molotov contra una vivienda judía en Jabal Mukaber, que incendió parte del jardín, así como contra otra casa de colonos judíos en el barrio palestino de Beit Hanina.

En un incidente separado, un joven judío de 13 años fue detenido por lanzar piedras contra un coche de un palestino cerca de la Línea Verde de armisticio de 1967, que divide el este del oeste de Jerusalén. "La Policía de Jerusalén tendrá tolerancia cero con cualquier incidente de violencia. La Policía y la Inteligencia trabajan para detener a los culpables y a los alborotadores y presentarlos ante la Justicia", señaló la portavoz policial en una nota. Las Fuerzas de Seguridad israelíes se mantienen en alerta ante la posibilidad de incidentes tras el ataque de extremistas colonos de la madrugada del viernes.

El movimiento islamista Hamás ha llamado a los palestinos de Cisjordania a atacar a colonos y fuerzas de seguridad israelíes, que están en alerta y han destacado cuatro batallones de infantería del Ejército a ese territorio y han detenido maniobras de dos brigadas y las ha enviado de vuelta a sus bases por si aumentan los disturbios.

Las revueltas palestinas sacudieron varios puntos de Cisjordania tras conocerse el asesinato la pasada madrugada de un bebé de año y medio por parte de colonos judíos, que prendieron fuego a su vivienda y le causaron la muerte y heridas muy graves a sus padres y a su hermano de cuatro años. Los tres heridos están siendo atendidos en hospitales israelíes y la seguridad ha sido reforzada en Jerusalén y Cisjordania para evitar que se produzcan más disturbios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios