www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MES Y MEDIO DESPUÉS DEL HISTÓRICO ACUERDO Y DEL LEVANTAMIENTO DE LAS SANCIONES

Primeras denuncias del programa nuclear iraní: actividades sospechosas en una central militar

jueves 27 de agosto de 2015, 16:05h
Primeras denuncias del programa nuclear iraní: actividades sospechosas en una central militar
Ampliar
Menos de mes y medio después del histórico acuerdo entre Irán y el Grupo 5+1 sobre el programa nuclear de la República Islámica, que trajo consigo el levantamiento de las sanciones al régimen de los ayatolás, la OIEA denuncia las primeras irregularidades y violaciones de lo pactado. Unas imágenes por satélite podrían poner en evidencia al Gobierno iraní, que niega estar realizando experimentos con fines militares.
Tras el histórico acuerdo alcanzado el pasado 14 de julio en Viena entre Irán y el Grupo 5+1, compuesto por Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, a cuenta del programa nuclear de Teherán, poco han tardado las partes en enzarzarse en diferencias sobre lo pactado.

Este jueves, la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA), el ente encargado de velar por el correcto cumplimiento de los acuerdos, denunciaba lo que podrían ser las primeras irregularidades por parte de Irán.

Según un informe confidencial, fotos por satélite tomadas recientemente de la central nuclear de Parchín podrían evidenciar que el régimen de los ayatolás seguiría con sus planes de dar una finalidad militar a su programa nuclear.

Si bien la OIEA todavía no ha hecho pública una denuncia formal, fuentes del organismo sostienen que las pruebas, consistentes en la entrada y salida en una afluencia anormal de vehívulos de apariencia militar a una instalación secreta muchas veces denunciada por los experimentos nucleares que allí se llevan a cabo.

Por su parte, el Gobierno iraní, a través de su delegación diplomática ante Naciones Unidas, ya hace tiempo que defiende esta afluencia de vehículos por las obras en las infraestructuras y las carreteras aledañas, unas explicaciones que no acaban de convencer a los investigadores de la OIEA.

Según el organismo internacional, Parchín, una central nuclear situada en el norte del país, a unos 35 kilómetros al sureste de Teherán, tiene un largo historial de experimentos nucleares con fines militares, si bien no se han logrado probar sobre el terreno toda vez que las autoridades locales se niegan en rotundo a abrir las instalaciones a los observadores foráneos.

La denuncia de estas irregularidades en la central de Parchín podrían suponer la primera pieza en el camino de la verificación del programa nuclear iraní, ya que hasta la fecha todos los seguimientos y controles habían dado resultados satisfactorios para la OIEA.

Sin embargo, este incidente, de pasar a mayores, pondría un peligro un acuerdo que costó más de dos años en alcanzarse, pues las posturas estuvieron encontradas desde hace meses. En la actualidad, la OIEA certifica que los programas de enriquecimiento de uranio, investigación y desarrollo nuclear están dentro de lo estipulado.

El acuerdo alcanzado por la República Islámica y el Grupo 5+1 contempla una hoja de ruta hasta finales de año, consistente en la verificación por parte de la OIEA de los fines civiles del programa nuclear, tras la cual se endurecerán los controles en un periodo de entre 10 y 25 años.

Este plan de vigilancia por parte de la OIEA tiene como contrapartida el levantamiento de las sanciones y el bloqueo de Irán, lo que muchos analistas señalaron como una oportunidad histórica para el país asiático para despegar económicamente.

Todo lo acordado está supeditado al visto bueno del Congreso estadounidense, con mayoría republicana, lo que podría significar un gran problema toda vez que muchos conservadores no aprueban el acuerdo, y del Parlamento iraní.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios