www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRATABAN DE ALCANZAR GRECIA

Al menos 11 refugiados sirios mueren ahogados frente a la costa de Turquía

miércoles 02 de septiembre de 2015, 10:41h
Al menos once refugiados sirios han muerto este miércoles frente a las costas de Turquía tras naufragar las dos barcas en las que trataban de alcanzar la isla griega de Kos. Se sabe que entre los fallecidos hay una mujer y tres niños.
Refugiados sirios llegan hoy en un ferry al puerto de Piraeus, cerca de Atenas (Grecia), procedentes de Turquía.
Refugiados sirios llegan hoy en un ferry al puerto de Piraeus, cerca de Atenas (Grecia), procedentes de Turquía.
Al menos once refugiados sirios han muerto ahogados en la madrugada de este miércoles al intentar alcanzar la isla griega de Kos desde la costa de Turquía en dos barcas, informa el diario turco Hürriyet en su edición digital.

Una lancha que partió de Aspat, cerca de Bodrum, en el suroeste de Turquía, con 16 refugiados sirios a bordo, se hundió antes de alcanzar la isla de Kos. Según los primeros datos, al menos siete refugiados murieron en el accidente. La guardia costera turca pudo rescatar a cuatro personas con vida y sigue buscando a cinco desaparecidos.

En la misma zona se hundió otra barca que había partido de Alihoca, también cerca de Bodrum, con seis personas a bordo de las que cuatro -una mujer y tres niños- murieron. Las otras dos personas lograron alcanzar la costa gracias a que llevaban chalecos salvavidas.

Entre enero y julio, las patrullas turcas salvaron a 20.165 refugiados indocumentados en 629 operaciones en las aguas turcas del Egeo, y detuvieron a 42 personas por tráfico ilícito de personas. Los refugiados suelen pagar entre 900 y 1.200 euros para una plaza en una lancha neumática que los lleve a una de las cercanas islas griegas, pero los naufragios son frecuentes porque a los traficantes "les da igual si se mueren o no", según han afirmado a Efe personas que han realizado este viaje.

Grecia, desbordada
Sólo en las últimas doce horas, más de 4.200 personas llegaron al puerto del Pireo, en Atenas, a bordo de dos transbordadores, en una nueva operación de traslado de refugiados desde las islas del mar Egeo. Los refugiados que llegaron anoche se dirigieron inmediatamente a las estaciones de autobuses para dirigirse hacia el norte del país, con objetivo pasar la frontera con la Antigua República Yugoslava de macedonia (ARYM) lo antes posible.

Más de un centenar de ellos, que no consiguieron partir, pasaron la noche en la intemperie a la Plaza Victoria, en el centro de Atenas, pues el centro de acogida de refugiados, inaugurado hace diez días y con capacidad de alojamiento de 720 personas, ya estaba lleno. Otros, que disponían de más dinero, buscaron alojamiento en los hoteles de bajo coste del centro de Atenas.

Este martes el presidente griego, Prokopis Pavlópulos, mantuvo una conversación telefónica con su homólogo francés, François Hollande, y le informó sobre las dificultades que enfrenta Grecia en la gestión de la llegada de refugiados.

Más de 180.000 refugiados han llegado a Grecia en lo que va de año, según los datos publicados por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Los refugiados llegan desde la costa turca del mar Egeo a las islas de Kos, Kálimnos, Leros, Samos, Jíos y Lesvos con lanchas neumáticas y otras embarcaciones.

Tráfico de personas
Mientras, hay quien trata de sacar partido de la dramática situación y los casos de tráfico de personas se multiplican. La policía austríaca interceptó en Viena una furgoneta que transportaba 24 refugiados afganos en la cámara de carga cuyas puertas y ventanas habían sido soldadas. Según informan los medios austríacos, el hallazgo tuvo lugar en la noche del lunes al martes y no se descarta que la acción policial pudo haber salvado la vida de esas personas, en su mayoría jóvenes varones de 16 y 17 años, ya que corrían riesgo de asfixia porque casi no entraba aire.

"Los jóvenes estaban en parte tirados unos sobre otros, tan poco espacio había", dijo el portavoz policial Thomas Keiblinger, citado por la agencia austríaca APA. El conductor del vehículo, un hombre de 30 años, salió huyendo pero fue finalmente alcanzado por un perro entrenado y detenido por la policía.

Hungría
Por su parte, las autoridades húngaras interceptaron este martes a 2.284 refugiados, entre ellos 353 menores, que entraron en Hungría de forma ilegal. Mientras, centenares de personas que pasaron la noche acampando delante de la estación de ferrocarriles Keleti de Budapest siguen sin poder acceder a los trenes.

Delante de la estación se congregaban este miércoles centenares de personas que quieren seguir su viaje hacia Europa occidental, pero la policía, que ha reforzado su presencia en el lugar, no les deja acceder a los trenes. Un verdadero campamento se ha creado a la salida de metro de la estación, con centenares de refugiados que reciben ayuda de los voluntarios de Migration Aid, una organización creada en la red social Facebook. Migration Aid denuncia que en la estación se ha formado una situación caótica y convocó para este miércoles una manifestación contra las anunciadas reformas legislativas con las que el Gobierno del conservador Viktor Orbán planea elevar las penas por el cruce ilegal de las fronteras y movilizar al ejército en la defensa de la frontera.

Las autoridades húngaras interceptaron en lo que va de año a más de 150.000 refugiados procedentes de países en conflicto, que en su gran mayoría quieren seguir hacia países más ricos de Europa como Austria o Alemania.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.