www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXPOSICIÓN EN LA BIBLIOTECA NACIONAL

Cartas de Unamuno: el poder de la palabra

miércoles 02 de septiembre de 2015, 16:31h
La exposición Yo, Unamuno, organizada por la Biblioteca Nacional, reúne una selección de las cartas que conserva en sus fondos escritas a familiares y amigos por el pensador vasco. Todavía puede visitarse hasta el 20 de septiembre.

  • Foto: Biblioteca Nacional


  • Foto: Biblioteca Nacional


  • Foto: Biblioteca Nacional


  • Foto: Biblioteca Nacional


  • Foto: Biblioteca Nacional


  • Foto: Biblioteca Nacional


  • Foto: Biblioteca Nacional


  • Foto: Biblioteca Nacional

Cuarenta cartas de Miguel de Unamuno forman parte de una exposición en la Biblioteca Nacional en la que la palabra manuscrita es la protagonista. La muestra constata el valor de las misivas, hoy un medio de comunicación obsoleto, como vehículo de expresión para escritores, pensadores o artistas, quienes se servían de ellas para dejar constancia de sus anhelos, sentimientos o súplicas; es decir, de sus pensamientos más profundos, aquellos dirigidos a familiares o amigos.

“Yo soy yo, como cada quisque, género aparte. Y mi progreso consiste en ‘unamunizarme’ cada vez más”, decía el pensador vasco en una de las tantas muestras de su querencia por por el concepto filosófico del ‘yo’. Se autoanalizó tanto que fue tildado de “ególatra” y de practicar lo que ha sido llamado “egotismo”. Si bien, él sostuvo que pensaba y repensaba sobre sí mismo porque era a la persona que mejor conocía.

Si se atiende a su confesión – “Mi biografía son mis cartas” – no hay duda de que esta exposición permite asomarse a su intimidad, aunque al hacerlo, el curioso visitante se tope con la dificultad que entraña la compresión de su escritura y su persona, pues además de escribir ensayos y novelas, también cultivó la poesía y el teatro sin olvidar su apasionada actividad política que le llevó a protagonizar desencuentros como el que le enfrentó a un colérico Millán Astray en el paraninfo de la Universidad de Salamanca: "¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!", le espetó el fundador de la Legión. “Venceréis, pero no convenceréis”, contestó Unamuno.

"Fui de niño y mozo (...) de carácter reconcentrado y seriote, profundamente religioso, católico practicante (...). A eso de los diez y ocho años empecé a cambiar intelectualmente, mas a partir de mi misma fe, y paso a paso (...) llegué hasta el más radical positivismo". Carta de 1898 dirigida a Leopoldo Gutiérrez Abascal.

El poder y el arte de la palabra

A la palabra, que tan bien manejó en su forma escrita y hablada, le dedicó el ensayo El poder de la palabra (1931), sobre el que reflexiona así en una pista de audio incluida en el recorrido: “Que la gente aprenda a leer con los oídos, no con los ojos. Temo que mueran mis palabras en los libros y que no sean palabras vivas. Una palabra es la esencia de la cosa. Cuando Adán dio nombre a las cosas, las humanizó”.

Tener, pues, la posibilidad de contemplar su letra manuscrita es de un valor incalculable, no solo por la importancia del documento, sino por permitir visualizar el proceso creativo del escritor igual que el boceto o grabado en el pintor.

"Usted (...) sabrá hacer comprender a Don Antonio qué me mueve a ello. No soy anarquista al modo bestial (...). Aborrezco todo acto violento, odio la guerra, y creo en la evolución. Soy una anarquista conservador (...), en realidad socialista y de los más templados". Carta de 1896 dirigida a Francisco Fernández Villegas.

A esa particularidad de la carta autógrafa se suma la oportunidad de recrear el paso de la pluma por el fino papel amarillento y atribuir cualidades estéticas a su caligrafía, la práctica de escribir con letra bella y correctamente formada a la que la Biblioteca Nacional dedicará una exposición monográfica a partir del 25 de septiembre con la que pretende poner en valor el arte de la escritura en España.

Reproducciones de fotografías de la vida privada y profesional de Unamuno completan el montaje, en el que también han sido incluidos dibujos del escritor, entre ellos un Quijote crucificado en un árbol y acompañado de su lanza, un guiño del autor a la de Longinos.

Información sobre la exposición:

Lugar: Biblioteca Nacional

Fechas: del 9 de junio al 20 de septiembre

Horario: de martes a sábado de 10:00 a 20:00 horas / domingos y festivos de 10:00 a 14:00 horas

Entrada: gratuita

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.