www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PRESIDENTE EN FUNCIONES NECESITARÍA AL MENOS DOS VOTOS DE LA CUP

El proceso de investidura, con Artur Mas en la cuerda floja

lunes 26 de octubre de 2015, 13:37h
El proceso de investidura, con Artur Mas en la cuerda floja
Ampliar
Forcadell deberá reunirse en los próximos días con los representantes de los grupos con representación en el Parlamento catalán, a fin de sondear qué nombre cuenta con más apoyos para poder aspirar a la presidencia de la Generalitat. La CUP sigue negándose a investir a Mas.
La nueva presidenta del Parlament, Carme Forcadell, abrirá en los próximos días consultas entre los grupos para proponer al candidato a la presidencia de la Generalidad, aunque sigue la incertidumbre sobre si Artur Mas podrá ganarse el imprescindible apoyo de al menos dos diputados de la CUP.

Tras la sesión constitutiva de hoy, en la que se ha elegido la nueva Mesa del Parlament, la normativa establece cuáles son los siguientes pasos a dar para hacer efectivo el inicio de la legislatura. Forcadell deberá comunicar por escrito la constitución de la cámara catalana al Rey Felipe VI, al presidente de la Generalitat en funciones y a los presidentes del Congreso y el Senado.

Otra de las tareas de Forcadell en estos próximos días será reunirse con los representantes de los grupos con representación en el Parlament, a fin de sondear qué nombre cuenta con más apoyos para poder aspirar a la presidencia de la Generalidad. Juntos por el Sí propone que repita en el cargo Artur Mas, pero sus 62 diputados necesitan al menos dos votos a favor de la CUP para hacer posible la investidura y, por ahora, la izquierda independentista y anticapitalista sigue negándose.

A partir de ahora, la presidenta del Parlament dispone de diez días hábiles de plazo para convocar el pleno de investidura, que por lo tanto deberá celebrarse como muy tarde el 9 de noviembre, cuando se cumpla un año de la consulta soberanista impulsada por Mas.

En primera votación, Mas necesitaría la mayoría absoluta de diputados (68), algo en este momento impensable, pero en una segunda votación, dos días después de la primera, le bastaría con la mayoría simple de los votos, por lo que con el apoyo de 62 de Juntos por el Sí y 2 de la CUP, sumada a la abstención del resto de diputados de la izquierda anticapitalista tendría suficiente.

Si tampoco entonces logra ser investido, se abrirá un periodo de dos meses desde la primera votación -que finalizaría por lo tanto como muy tarde el 9 de enero- en el que se podrán repetir las votaciones tantas veces como se desee. En caso de que el plazo expirase sin que Juntos por el Sí y la CUP hubiesen alcanzado un acuerdo para la investidura del nuevo presidente de la Generalitat, el Estatut prevé la convocatoria inmediata de unas nuevas elecciones al Parlament, que se celebrarían posiblemente a principios de marzo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.