www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RETROCESO TRAS MESES DE IMPARABLE AVANCE YIHADISTA

Comienza el repliegue de Estado Islámico: ¿Hacia dónde huyen los yihadistas?

miércoles 18 de noviembre de 2015, 12:26h
Comienza el repliegue de Estado Islámico: ¿Hacia dónde huyen los yihadistas?
Ampliar
Los ataques sobre al Al Raqqa y sus vías de suministro, claves. Por B.M.H.
Tras meses de victorias aplastantes en los que nada ni nadie detenía un veloz avance a través del norte de Iraq y Siria, Estado Islámico empieza a ver cómo la situación empieza a revertirse y sus fuerzas cosechan más derrotas que victorias sobre el terreno.

Los intensos bombardeos a los que les somete la aviación rusa, a los que se han sumado los ataques de la decena de cazas Mirage desplegados por El Elíseo en respuesta a los atentados del pasado viernes en París, han devastado centros estratégicos de los yihadistas, en especial en la zona de la ciudad siria de Al Raqqa, la considerada capital del autorproclamado califato.

Estos ataques, sumados a los que Estados Unidos y la coalición internacional viene efectuando en las últimas horas sobre las rutas de abastecimiento de gas y petróleo de Estado Islámico, han provocado que los yihadistas hayan empezado a ceder terreno y a retirarse a sus feudos del interior de Iraq.

Al Raqqa, asediada por los aviones rusos y franceses, se empieza a vaciar de yihadistas, que tienen órdenes de sus mandos de abandonar la ciudad y replegar posiciones en dirección a la ciudad iraquí de Mosul, el tradicional bastión de ISIS en la región y la otra gran urbe yihadista bajo el dominio de las huestes de Abu Bakr Al Baghdadi.

De este modo, los ataques contra Al Raqqa no están teniendo completamente la efectividad deseada, pues el número de bajas entre los radicales no está siendo tan elevado como cabría esperar, pues las tropas regulares de Estado Islámico no se encuentran en la zona y las itinerantes, que se suman a la lucha en función de las necesidades de la organización, se han retirado y dispersado hacia las zonas rurales del desierto colindante, donde son mucho más difíciles de neutralizar desde el aire.

Sin embargo, este movimiento de tropas por parte de Al Baghdadi denota cierto debilitamiento, una fragilidad que viene dando síntomas cada vez más palpables desde comienzos de año. Desde el mes de enero, Estado Islámico sólo ha obtenido una gran victoria, el control de la ciudad de Palmira y su región, amén de otras menores como la de las inmediaciones de Hasaka (noreste de Siria).

Mientras, los yihadistas han sufrido derrotas en el norte y noreste de Siria en torno a las ciudades de Alepo, Kobane y Tal Abyad, y en Tikrit y Ramadi, enclaves iraquíes esenciales si se quiere asediar la capital, Bagdad.

De este modo, se calcula que en los últimos meses, Estado Islámico habría cedido casi un diez por ciento del territorio bajo su control, una extensión de 10.000 kilómetros cuadrados, el equivalente a todo el Principado de Asturias. Esto reduce su área de dominio a una extensión de 83.000 kilómetros cuadrados aproximadamente, una superficie similar a la que ocupa Andalucía.

En este contexto, las perspectivas no son nada positivas para las filas de Al Baghdadi, pues los bombardeos no tienen visos de cesar en las próximas semanas y estos no harán sino debilitar sus defensas y dar alas al Ejército de Al Assad, que avanza desde el oeste; a la oposición civil siria, que lucha a dos manos desde el norte (contra los yihadistas y contra el régimen); y a las fuerzas kurdas, que batallan desde el noreste montañoso.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.