www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL MINISTRO DE EXTERIORES CALIFICA EL HECHO COMO UN "ACTO PREMEDITADO"

Rusia cree que el derribo de su bombardero fue "una provocación planeada"

EL IMPARCIAL/Efe
miércoles 25 de noviembre de 2015, 13:04h
El ministro de Exteriores turco insiste en que el aparato fue abatido en espacio aéreo turco y no sirio, como mantienen los rusos.
Un manifestante muestra un cartel que reza 'No vayas a Turquía' mientras protesta delante de la Embajada de Turquía en Moscú. EFE.
Un manifestante muestra un cartel que reza "No vayas a Turquía" mientras protesta delante de la Embajada de Turquía en Moscú. EFE.
El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, expresó este miércoles a su colega turco, Mevlüt Çavusoglu, que Rusia sospecha que el derribo de un bombardero ruso Su-24 fue un "acto premeditado".

"Tenemos serias sospechas de que fue un acto premeditado. Esto se parece mucho a una provocación planeada", dijo Lavrov en rueda de prensa tras conversar telefónicamente con su homólogo turco.

Cavusoglu expresó sus condolencias a Rusia por el siniestro del avión y la muerte de uno de los dos pilotos, pero insistió en que el aparato fue abatido en espacio aéreo turco y no sirio, como mantiene la parte rusa.

Turquía agradece el apoyo


El Gobierno de Turquía ha agradecido el respaldo ofrecido por numerosos dirigentes mundiales después de que la Fuerza Aérea turca derribara el martes un bombardero ruso en la frontera sirio-turca. "El presidente (Recep Tayyip Erdogan) y yo hemos hablado con muchos líderes del mundo. Ayer hablé con los primeros ministros de Alemania, Inglaterra y España. Me confirmaron que tenemos derecho a proteger nuestras fronteras. Les doy las gracias", dijo el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu.

El jefe del Gobierno recordó que el espacio aéreo turco, que según la versión de Ankara fue violado por el avión ruso, "es también el espacio aéreo de la OTAN" y confirmó que también habló la víspera con el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg. "Tras el incidente tomamos todas las medidas diplomáticas, informamos a los embajadores, el Consejo de la OTAN celebró una reunión extraordinaria. Desde luego, también informamos al Gobierno ruso", recalcó Davutoglu.

"No tenemos intención de aumentar las tensiones con Rusia, un país que es nuestro vecino y amigo. Los canales de comunicación siguen abiertos, no nos dirigimos contra Rusia ni contra ningún país, sólo protegemos nuestro territorio y es del deber de todos los bandos no incrementar la tensión", insistió el primer ministro. Subrayó, al igual que Erdogan momentos antes, que los cazas F-16 turcos habían derribado el avión ruso "cuando se hallaba dentro del espacio aéreo" turco y que algunas piezas del aparato derribado causaron heridas a dos ciudadanos turcos.

También recordó que Turquía había advertido a Rusia varias veces de que sus normas de combate preven derribar todo aparato que violase sus fronteras, "una advertencia reiterada una vez más tras intensificarse en los últimos días las operaciones en Bayir Bucak", la región habitada por turcomanos (sirios de lengua turca) entre la frontera meridional turca y la ciudad siria de Latakía.

Davutoglu concluyó pidiendo "al mundo entero que apague el fuego en Siria" y recordando que no sólo hay "combatientes extranjeros" con el autodenominado Estado Islámico sino también con el régimen de Asad, en referencia a los milicianos del grupo libanés Hezbolá. "Se ataca a la oposición moderada bajo pretexto de atacar al Dáesh. Esto debe parar de inmediato. Tomaremos todas las medidas para proteger a los turcomanos de Bayir Bucak" prometió el primer ministro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios