www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA MANIFESTACIÓN ESTABA PROHIBIDA POR LA AMENAZA TERRORISTA

Más de 200 detenidos en la no autorizada marcha por el clima en París

domingo 29 de noviembre de 2015, 15:04h
Más de 200 detenidos en la no autorizada marcha por el clima en París
Unidades de antidisturbios han dispersado con cargas y gases lacrimógenos la protesta no autorizada que se llevaba a cabo en la plaza de la República de París, con motivo de la cumbre COP21. Una cadena humana de 3 kilómetros ha recorrido la ciudad y 10.000 zapatos se colocaron en la céntrica plaza para simbolizar la imposibilidad de organizar manifestaciones por la prohibición derivada de la amenaza terrorista.
Más de 200 detenidos en la no autorizada marcha por el clima en París
Ampliar
Varios miles de personas participaron este domingo en París, pese a la prohibición de manifestaciones por la amenaza terrorista, en una cadena humana reivindicativa con ocasión de la apertura de la cumbre sobre el cambio climático (COP21).

La cadena humana, que se empezó a formar poco antes de las 12.00 hora local, se extendió a lo largo de varias avenidas y bulevares del este de la ciudad, desde la plaza de la República hasta la plaza de la Nación, un recorrido de unos tres kilómetros. Muchos de los asistentes llevaban pancartas en las que reclamaban una acción determinada de los responsables políticos para contener la subida de las temperaturas y para que haya solidaridad con los países más pobres para hacer frente a la necesaria adaptación a los efectos del cambio climático.

Por la mañana, la ONG Avaaz había reunido más de 10.000 zapatos en la plaza de la República de París en un acto para simbolizar a todos los que, por la prohibición derivada del estado de emergencia, no habían podido manifestarse.

Entre esos había un par de zapatos del papa Francisco, que había querido también marcar un gesto de proximidad con los que se vieron privados de marcha, y de exigencia con los negociadores de los 195 países implicados en la COP21, que se abre esta tarde con discusiones técnicas y debe continuar hasta el 11 de diciembre.

Enfrentamientos con la policía


Un dispositivo policial con decenas de agentes antidisturbios se había preparado en uno de los bulevares que dan acceso a la plaza de la República para el caso de que se registraran incidentes. Finalmente, unidades de este cuerpo han dispersado con gases lacrimógenos y cargas la protesta en esta plaza, que no había sido autorizada.

Según constató Efe en el lugar, la policía ha tomado el control total de la plaza con un gran despliegue de fuerzas antidisturbios listas para actuar, que minutos antes se habían enfrentado a unos centenares de manifestantes.

Los jóvenes, algunos de ellos enmascarados, habían arrojado piedras a la policía en protesta por la cancelación de la gran manifestación que debía celebrarse este domingo y que fue prohibida, por motivos de seguridad, tras los atentados del 13-N.

Pese a que la manifestación no había sido autorizada, sí se permitió que, apenas dos horas antes, se formase una cadena humana que se extendió pacíficamente a lo largo de varias avenidas y bulevares del este de la ciudad, desde la plaza de la República hasta la plaza de la Nación, un recorrido de unos tres kilómetros.

Uno de los manifestantes, Nicolas, de 31 años, explicó a Efe que después de que se rompiese la cadena humana, la gente comenzó a concentrarse en la plaza de la República, y en ese momento la policía intentó bloquear los accesos. "Había mucha tensión por ambas partes, pero es difícil saber quién empezó. Algún manifestante lanzó botellas y enseguida comenzaron los disparos de gases lacrimógenos y granadas de sonido", relató.

Según este joven, "había más policías que manifestantes" en el interior de la plaza cuando estallaron los disturbios, que parecen haber acabado. Los accesos al lugar permanecen bloqueados por las unidades de antidisturbios, aunque queda gente en el interior de la plaza caminando con normalidad.

Detenciones

Más de doscientas personas han sido detenidas en los altercados cuando grupos violentos trataron de forzar los dispositivos policiales que impedían la manifestación, debido al estado de emergencia decretado tras los atentados en la capital francesa.

El prefecto de policía de París, Michel Cadot, dijo en una comparecencia de prensa que no hubo heridos, más allá de un manifestante con lesiones superficiales en los enfrentamientos entre fuerzas del orden y manifestantes en la plaza de la República y en sus alrededores.

"Algunos pequeños grupos muy organizados con individuos con la cara tapada (...) atacaron" a los agentes con gases lacrimógenos, botellas, vasos o incluso velas de las colocadas en la estatua de la plaza de la República en homenaje a las víctimas de los atentados terroristas del pasado día 13, añadió. Fue entonces, precisó, cuando los antidisturbios reaccionaron "con proporcionalidad".

Cadot avanzó que a los detenidos "se les aplicarán las sanciones y las consecuencias" previstas por la normativa al respecto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.