www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

El feedback del engranaje político

lunes 30 de noviembre de 2015, 21:52h

En épocas de elecciones proliferan los debates televisivos, y cuyo eje central pivota sobre las valoraciones de las encuestas, con conjeturas de todo tipo ante el reto electoral del 20 D.


Hace unos días, uno de los tertulianos, se empeñó en establecer una comparativa de los políticos protagonistas de la transición, con los aspirantes de los partidos actualmente en liza, como es el caso de Pedro Sánchez del Psoe, Albert Rivera de Ciudadanos y Pablo Iglesias de Podemos. Hubo comentarios sobre los atributos de unos y otros que diferían según tomaba la palabra los dirigentes de cada partido, a veces rayaba en el insulto zafio y en otras exageradas virtudes todavía por demostrar.

Ninguno de los contertulios, tomaba conciencia de lo absurdo del tema, hasta que un avezado y veterano periodista, que aún no se había pronunciado, zanjó la discusión, esgrimiendo la trivialidad de una equiparación sin sentido, argumentando una razón de peso:

Señores, no perdamos la perspectiva de que los personajes que vivieron la Transición, poseen a estas alturas un Curriculum Vitae largamente habitado, con experiencias ejercitadas en funciones de gobierno, mientras que los aspirantes a gobernar son jóvenes cachorros que prometen el oro y el moro sin tener al día de hoy acreditado un background de experiencias mínimas y concluyendo que no había lugar a cotejar virtudes y defectos, ni aciertos ni fallos, que no alcanzara, solo a escenificar un ejercicio de pura especulación.

Inmerso de lleno en ese Wonderland ( Territorio de preguntas) me interrogaba en que momento saldría a la palestra:” Y tú más” , expresión que se ha convertido en el arquetipo del apogeo de la corrupción, generada en la época de bonanza del Capitalismo Mágico con sus metástasis enquistadas en las entrañas de los partidos que han alternado el poder durante la democracia.

Aconsejamos a las jóvenes promesas, que en el supuesto de que llegaran al poder, extremen su vigilancia, impidiendo que se generen círculos de corrupción, ya que el hombre, ese animal bípedo implume de Platón, tiende a mimetizar, imitando lo bueno y lo malo de aquellos que le precedieron y lo encumbraron.

Que no sigan el ejemplo del Sr. Rato, quien en tiempos pretéritos fue modelo de dirigente público que saneó nuestra economía, y hoy es denostado, por presuntos delitos graves (en fase de instrucción), cometidos por el uso ominoso del poder.

Mucho nos tememos que la nueva hornada de dirigentes públicos se adhieran al Feedback del engranaje político, es decir la retroalimentación de la cadena del sistema, que controla a las altas instancias de la Judicatura designadas a dedo, que además nombran a Presidentes de Holding internacionales, atentos a tener bien engrasados los goznes de las puertas giratorias, e incluso a meterles como socios de actividades empresariales, hoteleras etc..

Llega un momento en que el telespectador , se angustia por el incierto horizonte que vislumbra, entonces para no perder ese atisbo de esperanza, nos sumergimos dentro del wonderland de Lewis Carroll, en ese mundo fascinante de Alicia en el país de las maravillas, y sigamos las peripecias del enigmático Gato de Scheshire, que aparece y desaparece con su repertorio de adivinanzas y razonamientos filosófico, hasta que y ya adormilado en el sillón el telespectador, observa como el gato se eleva hasta el cielo y se desvanece, dejándonos su sonrisa maquiavélica flotando en el aire.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.