www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Histórico debate a cuatro

José Luis Sanchís
martes 08 de diciembre de 2015, 18:46h
El esperado debate de Atresmedia con los cuatro partidos con opciones de gobernar España ya es historia. El debate que tantas expectativas había generado ha estado a la altura y es que fue un discusión a cuatro muy interesante y que de bien seguro ayudará a posicionar a ese tanto por ciento tan alto de electores indecisos.

A modo de resumen se puede constatar que todos los participantes estuvieron a un alto nivel aunque si nos tenemos que guiar por lo que se dice en las redes sociales el ganador del debate fue Pablo Iglesias. Su minuto final fue el mejor de todos, apelando a la lucha realizada por su partido y a la esperanza que éste es capaz de generar. Pedro Sánchez estuvo correcto durante todo el debate. Sin embargo, y seguramente debido a los ataques que recibió por parte de los otros tres participantes, no logró impactar. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aguantó la dura tarea que el número uno popular y gran ausente del debate, Mariano Rajoy, le había encomendado. Fue de menos a más, y es que el punto fuerte de Santamaría es la confrontación cuerpo a cuerpo, situación que se dio en la parte final del debate. El catalán Albert Rivera, fueron varias las veces que el candidato dejó claro su lugar de procedencia, defraudó a muchos espectadores. En varias ocasiones se le vio nervioso e inquieto y las expectativas puestas en él eran muy altas.

En los primeros minutos del debate ya fueron claras las posiciones de los cuatro participantes. Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias manifestaron un discurso de insatisfacción con la gestión del Gobierno y de ataque hacia éste mientras que Soraya Sáenz de Santamaría justificó el trabajo hecho defendiéndose de las críticas recibidas. A lo largo de la noche Santamaría e Iglesias no se movieron de ese posicionamiento inicial mientras que Sánchez y Rivera cambiaron ligeramente su posición. A medida que avanzaba el debate el líder de los socialistas tuvo un discurso más defensivo mientras que el líder de Ciudadanos se mostró más conciliador y menos combativo con el discurso de los partidos tradicionales.

Otro punto interesante de analizar es ver a quién considera cada partido su enemigo basándonos en el número de veces que lo mencionó/atacó. El Partido Popular centró su ataque en los socialistas y Ciudadanos. El Partido Socialista centró sus ataques en los populares y Podemos, aunque en general fue el partido que más estuvo a la defensiva junto con los populares. Los partidos nuevos, Ciudadanos y Podemos, centraron sus ataques en los partidos tradicionales olvidándose entre ellos prácticamente.

Estos datos tienen su coherencia si los ponemos dentro del esquema de los grupos electorales. El Partido Popular domina el espectro de la derecha. Sin embargo, el centro derecha se lo pelea con Ciudadanos y el centro se lo disputa con Ciudadanos y Partido Socialista. La batalla del centro derecha acabó en empate mientras que la lucha por el centro se la llevó Ciudadanos. También hubo empate en el espectro del centro izquierda, donde pelearon socialistas, Ciudadanos y Podemos. Podemos venció en su lucha por ganar el espectro de la izquierda donde combatió con los socialistas a los que atacó en repetidas ocasiones. Con todos estos datos se puede afirmar que en lucha de las ideologías Ciudadanos y Podemos ganaron mientras que socialistas y populares aguantaron.

Entrando ya en los temas que se discutieron a lo largo de la noche del lunes hubo confrontación y lucha de propuestas en la mayoría de ellos. El tema de la corrupción dejó como claro perdedor al Partido Popular. El paro y sus posibles soluciones también causaron debate. Los partidos de izquierda son los que llevaban más propuestas en este asunto. Los impuestos fueron un suspenso para todos los partidos ya que no supieron transmitir de forma clara sus propuestas a los electores. Cataluña y la unidad de España lograron poner de acuerdo a Ciudadanos, Partido Popular y Partido Socialista. En este tema Iglesias se quedó solo, ya que es el único que defiende un referéndum para Cataluña. Este mismo frente de unidad se vio también en la lucha contra el terrorismo islámico. Iglesias está de acuerdo en condenarlo y combatirlo. Sin embargo, no está de acuerdo en que una posible solución pase por llevar soldados a Siria, opción que los otros tres partidos no descartan. Educación también llevó al desacuerdo entre los candidatos, donde cada uno presentaba las propuestas de su partido sin buscar el consenso con el contrincante. Finalmente, es destacable que el único tema que consiguió el acuerdo entre los partidos históricos y los nuevos es la lucha contra la violencia machista.

Los posibles pactos electorales fue otro de los issues que ayer tuvo su tiempo en el debate. Soraya Sáenz de Santamaría defendió activamente el derecho de la lista más votada a gobernar. Otra de las conclusiones a destacar es que parece claro que los partidos tradicionales no se van a unir para gobernar. Sin embargo, una posible unión de Partido Popular y Ciudadanos y de Ciudadanos con socialistas y Podemos no parece muy improbable.

José Luís Sanchís y Paula Binefa

José Luis Sanchís

Consultor político

JOSÉ LUIS SANCHIS es Asesor Empresarial en Imagen y Comunicación, así como Consultor político y Director de Campañas Electorales

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
0 comentarios