www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA PRÓXIMA OCASIÓN SERÁ EN 2021

La catedral de Santiago abre su Puerta Santa en el Año Jubilar Extraordinario

domingo 13 de diciembre de 2015, 18:57h
La catedral de Santiago abre su Puerta Santa en el Año Jubilar Extraordinario
La catedral de Santiago, que preside la Plaza del Obradoiro, ha vivido este domingo una estampa poco habitual, con la apertura, cuatro minutos antes de las cinco y media de la tarde, de la Puerta de la Misericordia, el nombre que recibirá la llamada Puerta Santa en el inicio del Año Jubilar Extraordinario.
Fue el arzobispo Julián Barrio el que, con una llave que dio una única vuelta, se ocupó de esta misión, a las 17:26 horas, momento tras el cual ya empezaron a tocar las campanas, en concreto, el repique francés, un sonido que no se escucha en la capital gallega, meta de todo peregrino, desde finales de la década de los setenta.

El Jubileo Extraordinario de la Misericordia concluirá el 20 de noviembre de 2016 y, de no ser por esta efeméride, la Puerta Santa volvería a abrirse en el próximo Año Xacobeo, en 2021, pero la convocatoria auspiciada por el Papa Francisco ha propiciado un acto como el de hoy, en un ritual, con procesión incluida, que ha marcado notables distancias con el que se vive en cada Año Santo, pues este domingo el cortejo ha sido, por ejemplo, mucho más humilde.

El llamamiento a que la sociedad no podrá ser jamás "humana" sin misericordia, vista como "fuente inspiradora de justicia social", y la invitación a no mirar superficialmente al mundo, amenazado por la idolatría del dinero, las guerras y la contaminación, han sido los mensajes que han centrado la solemne y sencilla ceremonia litúrgica.

Ésta ha contado en la ciudad compostelana, que esta jornada es un auténtico hervidero de gente, con la asistencia, entre otros, del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y de los ministros de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y de Fomento, Ana Pastor.

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha animado a compartir "solidariamente los propios bienes con el prójimo" y a practicar la justicia "en la recaudación de los impuestos", así como a "ser moderados en el ejercicio del poder" y a mantener en todo momento "un compromiso moral y social".

"Nuestro mundo no está como para alegrarnos. Nuestra sociedad afronta mil problemas: economía de la exclusión, idolatría del dinero, inequidad que genera violencia, pesimismo estéril, mundanidad espiritual, guerras, contaminación y cambio climático, deterioro y degradación social, injusticias", ha explicitado. Y ha pedido Barrio que en este Jubileo de la Misericordia se actúe "ante la miseria bajo todas sus formas".

La actitud misericordiosa, más allá del sentimentalismo, es una "prueba de autenticidad", especialmente con los más necesitados, ha enfatizado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.