www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ARTURO MAS, IN PURIBUS ANTE LA CUP

jueves 24 de diciembre de 2015, 10:10h
Con tal de permanecer sentado en su poltrona de la Generalidad, Arturo Mas ha permitido que le vejen, le humillen...

Con tal de permanecer sentado en su poltrona de la Generalidad, Arturo Mas ha permitido que le vejen, le humillen, le vilipendien. Genuflexo ante la CUP, ha ido haciendo todas las concesiones exigidas por un partido antisistema situado ideológicamente en las antípodas del centro derecha que representaba el señor Mas. De catástrofe electoral en catástrofe electoral, el presidente de la Generalidad se ha quedado en las elecciones genera-les del domingo en la mitad de los escaños. De dimitir, nada de nada. Arturo Mas sigue dispuesto a que le agravien y ultrajen, a que le vilipendien y le maceren sin pausa y sin límites. Los dirigentes de la CUP juegan con él como el gato con el ratón. Arturo Mas está ya in puribus, es decir, en pelota viva, ante los antisistema entre el regocijo general.

Todo lo que la CUP le pedía ya lo ha concedido Arturo Mas para ser reelegido, amén de las prebendas, cargos y dineros que según algunos analistas, como Pablo Planas, ha repartido. Con tres vicepresidentes que se harán cargo de la gestión política y económica, Arturo Mas se convertirá en una figura decorativa, de hinojos ante Oriol Junqueras y ante los rectores de la CUP. La historia política de España no recuerda un caso tan vergonzoso y tan vergonzante como el del señor Mas.

Perdida toda dignidad, el presidente de la Generalidad se arrastra como un gusa-no entre el desdén de los que le rodean. Es, por otra parte, un cadáver político. De cuerpo presente, pero cadáver a la espera de que en unos meses le den sepultura y eso suponiendo que las bases de la CUP decidan continuar divirtiéndose durante unos meses más con el juguete roto.