www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ANTE LA POSIBILIDAD DE QUE SÁNCHEZ CON TAL DE GOBERNAR CEDA EL PODER A PODEMOS

Órdago de los barones del PSOE: nuevas elecciones y Susana Díaz de candidata

EL IMPARCIAL
sábado 02 de enero de 2016, 11:28h
Órdago de los barones del PSOE: nuevas elecciones y Susana Díaz de candidata
Crece el sector socialista que se opone en rotundo a un pacto con Podemos y otras formaciones independentistas, ya que ninguno de ellos renunciará a sus aspiraciones sobre la consulta catalana. Con Pedro Sánchez enrocado en su postura de formar un frente popular con tal de mantener el puesto a cualquier precio, muchas voces del PSOE se muestras firmes cuando aseguran que no le dejarán cerrar ese pacto.

Todo apunta a que Pedro Sánchez no sobrevivirá mucho más al frente del PSOE. La formación se enfrenta actualmente a un proceso de división interna entre los que abogan por formar un Gobierno alternativo de izquierdas -junto a Podemos como socio principal más IU, ERC, DiL (antigua CiU) y PNV, pese a que estos últimos partidos, de izquierda tienen poco-, y los que no están dispuestos a dejar bajo ningún concepto que Sánchez haga este pacto, porque consideran que aboca al PSOE a la desintegración y a formar un Gobierno “imposible”.

Los segundos empiezan a ganar en peso y, entre sus filas, se encuentran grandes barones territoriales socialistas, como Emiliano García-Page –de los más duros del sector crítico-, Fernández Vara, Javier Fernández o la líder andaluza, Susana Díaz. Ella está llamada a ser la sustituta de Sánchez, y así lo expresan líderes socialistas que, convencidos de que el futuro político de España tiene que pasar por unas nuevas elecciones este mismo año, abogan porque la andaluza sustituya ya a un Pedro Sánchez que, para muchos, ha agotado su función.

Sin embargo, el secretario general sigue en sus trece. Dispuesto a todo con tal de gobernar, y de impedir que gobierne el PP, de momento no está prestando demasiada atención a las voces internas críticas. Aunque en el Comité Federal consiguieron que de allí saliese como condición sine qua nom para cualquier pacto la defensa de la unidad de España y la renuncia por parte de Podemos y los otros grupos a la consulta en Cataluña, cosa poco probable que suceda, Sánchez sigue empeñado en sentarse con independentistas y podemitas para luchar el pacto hasta sus últimas consecuencias. Sus críticos lamentan que Sánchez esté dispuesto incluso a romper el partido para mantener su cargo a costa de lo que sea.

Pero pactar con Podemos, un éxito a priori para el secretario general, se convertiría más que probablemente también en su sentencia. Ya que, además de quedar muy tocado dentro del partido, Pablo Iglesias aprovecharía lo que durase el forzado mandato para desgastar al líder y a los socialistas y erigirse como la verdadera opción de izquierda en España.

Por eso, la mayor parte de los barones y ex cargos socialistas ya ven como única salida la celebración de nuevas elecciones que, calculan, serían para mayo. Si Sánchez no consigue su maniobra de retrasar el congreso del PSOE de marzo, muy probablemente de allí saldrá Susana Díaz como candidata para la más que probable repetición de los comicios. Ya que si algo se apoya desde todo el bloque socialista, es el voto en contra en la investidura de Rajoy.

Por tanto, con un PSOE dividido como ficha clave, todas las opciones se tornan imposibles. Ni PP en minoría, ni pacto con PP y Ciudadanos, ni pacto pentapartito con formaciones de izquierdas e independentistas. Con este panorama, sí parece cada vez más probable que este año, España volverá a votar.


Guerra por la fecha del Congreso

La discusión sobre la fecha del congreso, suscitada a causa del mal resultado de las elecciones generales, ha sumergido al PSOE en la peor crisis desde que Sánchez tomó las riendas del partido en julio de 2014 tras ganar las primarias a Eduardo Madina.

El pulso entre Sánchez y Díaz ha agravado un enfrentamiento entre dos bandos que está deteriorando la cohesión del partido. "Ya no se trata de quién va a ganar la guerra, sino que el que la gane, no va a encontrar nada", augura un miembro de la Ejecutiva para describir el abismo al que se asoma el PSOE.

El bloque que reclama abiertamente la celebración del congreso a finales de febrero o principios de marzo lo integra Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha y Canarias. Aunque no lo expuso ante el Comité Federal del pasado 28 de diciembre, Díaz dejó claro ante los medios que el cónclave, en el que se reelige al secretario general, tiene que celebrarse cuando "marcan los estatutos" y el último de carácter ordinario fue en febrero de 2012, ya que el de 2014 fue extraordinario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

1 comentarios