www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL REY HA HECHO BIEN

martes 12 de enero de 2016, 11:58h
Se trata de un gesto, solo de un gesto, no de un aspaviento. La opinión pública lo ha acogido con agrado...

Se trata de un gesto, solo de un gesto, no de un aspaviento. La opinión pública lo ha acogido con agrado; la opinión publicada en su inmensa mayoría también. Felipe VI ha respetado la Constitución de forma impecable. Y es seguro que su decisión de no recibir a Carme Forcadell ha sido debidamente respaldada por los poderes políticos tal y como exige el normal funcionamiento de la Monarquía parlamentaria.

Un sector de la clase política catalana se mueve en las fronteras de la sedición. El PP, el PSOE y Ciudadanos, es decir la inmensa mayoría del voto popular y de la representación de la soberanía nacional en el Congreso de los Diputados y en el Senado, han acordado públicamente que exigirán a todos el cumplimiento exacto de lo que establece la Constitución.

Felipe VI no ha entorpecido que el nuevo presidente de la Generalidad, Carlos Puigdemont, se incorpore con normalidad a su cargo. Solo ha hecho un gesto. Solicitar por escrito el trámite que a la Jefatura del Estado corresponde en lugar de recibir de forma personal a la presidenta del Parlamento catalán. Ha hecho bien el Rey. Ha canalizado con su actitud la posición del pueblo español porque, después de cinco siglos de Historia unida y conforme al artículo 168 de la Constitución, corresponde a la totalidad de los españoles, libres e iguales ante la ley, el derecho a decidir sobre una parte del territorio nacional.

A ningún gobernante serio, sea cual sea su ideología, le debe temblar el pulso para obligar al cumplimiento de la Constitución, con todos los recursos que permite el Estado de Derecho.