www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRISTINA CIFUENTES ACIERTA

miércoles 13 de enero de 2016, 13:09h
Entre los dirigentes de los partidos, Cristina Cifuentes es la excepción. Se ha dado cuenta del descrédito...

Entre los dirigentes de los partidos, Cristina Cifuentes es la excepción. Se ha dado cuenta del descrédito que padece la clase política y ha decidido tomar una serie de medidas que están siendo acogidas con alborozo por la opinión pública.

Aspira Cristina Cifuentes a algo que es elemental: la limitación de mandatos del presidente autonómico y de los consejeros. En el Tribunal Constitucional, en el Supremo, en el de Cuentas, en el Banco de España los mandatos tienen un límite preciso. Ni en el Gobierno ni en las Comunidades Autónomas se adoptó el mismo sistema. No le dio la gana a Adolfo Suárez que aspiraba a ser presidente del Gobierno hasta el año 2010 y decidió dimitir en 1981 porque una moción de censura le hubiera derribado. El artículo constitucional sobre la limitación de mandatos estuvo redactado, pero no prosperó: “Una misma persona no podrá ser presidente del Gobierno o de una Comunidad Autónoma más de ocho años”.

Quiere también Cristina Cifuentes reducir el número de diputados, rebajando en consecuencia la mamandurria que se paga a través de los impuestos con que se sangra a los ciudadanos. Y establecer, por añadidura, incompatibilidades para evitar que los diputados autonómicos puedan ejercer y beneficiarse de otro cargo. Promoverá, además, la presidenta el sistema de listas abiertas así como elecciones primarias en los partidos y las circunscripciones.

Y lo más significativo: eliminación de la mayor parte de los aforamientos de los que tanto se beneficia la corrupción. Un diez, en fin, para Cristina Cifuentes. Ha pasado de la palabra a los hechos y ha demostrado un nivel político de primer orden que la sitúa en el pelotón de cabeza de los líderes del Partido Popular.