www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

'TIRO CON ARCO'

Pincha, que es viral

Dani Villagrasa Beltrán
domingo 31 de enero de 2016, 19:18h
No sé en qué momento perdimos el miedo a los virus. Ahora lo que triunfa es la viralidad. La información viral es aquella que, como la gripe, va de boca a boca y, en los tiempos que corren, de ‘whatsapp’ en ‘whatsapp’. Circula por los muros del Facebook, y es retuiteada sin parar en ese ágora virtual del Twitter, desemboca en las conversaciones de las cafeterías, en las cenas familiares, etcétera.

Con un poquito de polémica, de bizarría, de ridículo, de desbarre o de astracanada se puede llegar muy lejos. Se colma el espacio informativo con facilidad. Y si no, que se lo digan al socialista Patxi López, de cuya primera sesión como presidente del Congreso sólo quedó la polémica sobre el bebé de Bescansa, o las rastas de Alberto Rodríguez, o la pachanga de Compromís.

Lo malo de esta información viral que tanto triunfa es que uno se acaba inmunizando. Se vaya a donde se vaya, siempre son las mismas opiniones sobre los mismos asuntos.
“Cuando todo va en una dirección, mira hacia el lado contrario”. Se supone que es un dicho budista de la rama zen, y me lo citó un compañero de la Universidad hace años. Lo he estado buscando en Internet, en Google, con diferentes variantes, y no lo he encontrado. En el maremágnum de Internet parece que está todo, y lo que no está, quizá, es porque no lo hemos sabido buscar bien.

Hemos entrado en un nuevo mundo gracias a esta herramienta, que cambia la cultura para siempre. Internet, y la tecnología del ‘big data’ imposibilitan el olvido, y con ello, la novedad. El olvido nos brinda la ilusión de un nuevo renacer, y como en la larga vigilia de la máquina no lo tenemos, andamos buscándolo enfebrecidos. Abrimos los suplementos dominicales y se nos ofrece esa vaga impresión de comienzo de algo, con técnicas orientales de meditación, o de fortalecimiento del vientre, o de nuevos restaurantes o cosméticos.

Creo que donde más se nota la falta de novedades es en la música. En los últimos quince o veinte años, todo suena al eterno retorno de lo mismo. Aunque quizá no sea más que una ilusión y lo que ocurre es que, antes de lo megasimultáneo, el pasado no estaba tan reciente.

Los debates ‘virales’ tienen poco que ver con los debates vitales. Pero son tan omnipresentes que, como quería el dicho budista, ni siquiera es demasiado fácil encontrar otra dirección hacia la que mirar. Las farmacéuticas viven de los virus, pero los periodistas vivimos de las novedades. ¿Hacia dónde miraremos para encontrarlas?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios