www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL IMPERIO CONTRAATACA

lunes 04 de abril de 2016, 13:57h
Dirigentes cualificados de Podemos consideran que la caída del partido en las encuestas se debe en parte a la actitud de los agentes...

Dirigentes cualificados de Podemos consideran que la caída del partido en las encuestas se debe en parte a la actitud de los agentes estadounidenses en España que defienden los intereses de Washington y el Pentágono. Del imperio, según la calificación podemita.

No les falta razón a los responsables de Podemos. Estados Unidos actuó de forma decisiva para embridar a Tsipras en Grecia. Los intereses estadounidenses en España son relevantes y no solo los económicos sino, sobre todo, los militares. Dos bases de extraordinaria posición estratégica -Rota y Morón- forman parte de los planes globales del Pentágono en el mundo. En una de ellas se instalará el sistema antimisiles que el acuerdo entre Putin y Obama para Irán desplazó de Polonia.

Los agentes de la Cia y el Pentágono no se fían de Podemos y mucho menos del ministro de Defensa que el partido propone: José Julio Rodríguez. Tanto Pablo Iglesias como el exjemad están a favor de desmantelar las dos bases y eliminar la presencia militar de Estados Unidos en España.

El error de Podemos en este sentido es mayúsculo. No solo por la capacidad estadounidense para financiar y crear estados de opinión en España sino, sobre todo, porque una eventual supresión de sus bases militares en España significaría su traslado a Marruecos, lo que potenciaría las reivindicaciones marroquíes sobre territorios españoles.

Hay proclamas que resultan adecuadas en periódicos murales de preuniversitarios pero no en la política seria y de envergadura. A los pocos meses de ocupar el poder, Felipe González se envainó el no a la Otan y comprendió que en el concierto internacional lo que convenía a España era participar en la Alianza Atlántica. Ya en esa época se tuvo en cuenta la peligrosidad de que se robusteciera la presencia militar estadounidense en Marruecos.