www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LIGA DE CAMPEONES - CUARTOS (VUELTA): REAL MADRID - WOLFSBURGO

Wolfsburgo: "El Madrid tiene que usar su mito para superarnos pero van a tener que esforzarse"

lunes 11 de abril de 2016, 18:21h
Wolfsburgo: 'El Madrid tiene que usar su mito para superarnos pero van a tener que esforzarse'
Los alemanes desembarcan con un discurso confiado: "Nos hemos ganado el respeto en la ida". Estadio Santiago Bernabéu

Aterrizó el Wolfsburgo en la capital española para retomar el pulso a su aventura. Uniformada ya la tesitura de realidad y habiendo despreciado la percepción generalizada que relataba el cruce como una quimera producto de la fortuna, el escurridizo bloque alemán, que navega octavo en la Bundesliga -a seis puntos de los escaños con acceso a competición europea-, recuperaba la frescura de su clavo ardiendo: el atisbo de un horizonte histórico, con el Real Madrid como sujeto pasivo del hito, que amén de constituir motivación suficiente, engrosaba el colchón de legitimidad de un proyecto que ha cedido presencia en la competición doméstica, de la que fue subcampeón en 2015. Así, sin prejuicios, el irreverente protagonista de la afrenta que arrodilló las costuras del aristórata madrileño se disponía a reproducir el paradigma de orden, robo y salida que descosió el paroxismo merengue post Clásico. Se estaba cociendo una atmósfera de remontada en Concha Espina y Draxler, Schürrle, Luiz Gustavo y compañía no iban a antojarse como meros actores secundarios de una página más de la épica madridista.

 

Manejaba Dieter Hecking, el técnico compareciente, ases en la manga que podrían condicionar las aspiraciones locales. Con la irregular consistencia defensiva recién cosechada, la ausencia de Dost y Kruse en el primer capítulo podría verse modificada en pos de una vertiente menos encerrada que buscara la supervivencia no tan de la mano del catenaccio como de la conexión con la placidez que otorga anotar a domicilio. Aunque el vértigo exterior, con una bandas disparadas por Draxler y Hernique, se antoja innegociable. De este modo, con la estrategia todavía por precisar, arrancó el entrenador teutón su diagnóstico del trascendental duelo en el que contriñeron a revolverse contra las cuerdas al diez veces campeón de Europa.

 

"Tenemos la misma actitud que contra el Manchester United -se enfrentaron a los ingleses en la fase de grupos y en una cicunstancia de similar cara o cruz-, por lo que no es nada novedoso para nosotros", anunció para, a continuación, verbalizar la aparente templanza con la que su delegación afronta la ilustre empresa. "Veremos si ocurre algo especial pero estamos acostumbrados y esperamos hacerlo bien", apuntó antes de abordar el argumento atmosférico: "El Real Madrid tiene que utilizar su mito para superarnos. Y creo que van a tener que esforzarse bastante". "Sabemos su historia, lo que es el Bernabéu y nos impone. Tenemos un gran respeto hacia ellos, pero creo que nosotros nos hemos ganado el respeto también en el partido de ida", sentenció.

 

En lo relativo a la declaración del director deportivo de la entidad alemana, el astuto ex delantero Klaus Allofs, en la que se refirió a las supuestas "cosas especiales" (ayudas arbitrales) que acontecían en Chamartín, no escondió su desacuerdo el técnico visitante: "No estoy de acuerdo con eso. No necesitamos ningun debate sobre esto. Sólo tenemos que hablar de fútbol. Creo que nuestros jugadores, los del Madrid y el árbitro van a intentar hacerlo lo mejor posible, pero creo que mañana vamos a infundir mucho respeto". "No creo que sea importante (el ambiente caldeado por la tribuna), y no vamos a echar más leña al fuego", declaró sobre la importancia de la mística del coliseo merengue. "Del ambiente se habla, pero no me interesa y a mis jugadores tampoco. Lo importante es que vamos a tener que jugar al fútbol, que es para lo que estamos aquí", zanjó.

 

"Creo que todo el mundo sabe que en la Liga no estamos perfectamente, pero nos compensa la Champions, y queremos que esta historia siga adelante. Hemos hecho un buen partido en la ida como para no resultar arrogantes al decir que podemos pasar. Necesitamos otro día magnífico, como en casa, pero esperamos seguir adelante en la Champions".

 

Sobre el rol del púgil que enfrentan este martes, expuso el preparador que "el Madrid es favorito todavía y si se comparan las historias de ambos equipos sabemos cuál es el favorito". "Hicimos un buen partido en la ida, pero la eliminatoria es de dos partidos y nuestra tarea es que el favorito fracase", explicó, reclacando la prudencia que busca desembocar en naturalidad sobe el verde. "Espero valentía, ánimo y nos alegramos mucho de la tarea que tenemos por delante. Hemos reído mucho en la comida, estamos relajados y con mucha motivación de hacer historia para nuestro equipo", continuó para completar el retrato de situación señalando que "no tenemos tensión, estamos serenos y tranquilos por lo que va a pasar mañana. En el partido habrá tensión pero ahora estoy tranquilo", confesó un entrenador que dijo tener a disposición a todos sus efectivos después de negar la presión inherente al evento.

 

"Espero que el Madrid lo haga bien. En la ida se vieron un poco sorprendidos pero mañana no creo que les sorprendamos. Intentarán ponese por delante lo antes posible, por lo que tendremos que estar atentos. Pero nosotros también intentaremos marcar para que se les complique".

 

Ahondó en su disección Hecking contemplando que "allí hicimos muchas cosas bien y sería magnífico si pudieramos hacerlo también aquí". "Zidane está empezando su carrera pero estoy seguro que nos pondrán muchos problemas y será muy interesante el duelo de entrenadores, por lo que habrá que estar muy atentos", manifestó, seguro de la potencialidad de su vestuario. Antes de abandonar la sala de prensa con el fin de dirigir el último entreno antes del partido, ya sobre el césped del Bernabéu, destacó que "el Madrid tiene un grupo de jugadores que es de los mejores del mundo, pero ya hemos conseguido irritarles una vez. Controlar todo mañana es imposible. Hay que ser conscientes de que cometeremos errores, hay que convivir con ello, pero trataremos de cometer lo menos errores posibles", finalizó tras dibujar un perfil templado y convencido de ejercer como digno aguafiestas.

 

Guilavogui: "No hay muchas conclusiones que extraer del partido de ida"

 

El mediocentro que complementa el despliegue de Luiz Gustavo con el fin de volver a colpasar el juego entre líneas madrileño e indigestar la gestación continuada de llegadas acompañó a su técnico en la rueda de prensa previa al enfrentamiento. Llega el pulmón francés de lucir desempeñó en la ida de la eliminatoria, pero negó cualquier similitud de aquella victoria con lo venidero. "No hay conclusiones especiales que sacar de la ida. Mañana se juega con otro ambiente y tenemos que dar mucho más en el Bernabéu. Los jugadores han hablado de guerra y nosotros responderemos", explicó.

"No he habado con los jugadores del Atlético. Ellos tienen su estilo y el nuestro es diferente, por lo que no podemos apoyarnos en su juego (en referencia a cómo los colchoneros han derrotado a su enemigo íntimo de manera regular en los últimos cursos)", apuntó para reseñar, antes de dirigirse a la práctica postrera, que "jugaremos como hace el Wolfsburgo y trataremos de dar la sorpresa". En efecto, el fluido estilo teutón no podrá escapar de la atención al regreso de Benzema, elemento nuclear de la ofensiva local. Un puesto y atribución, la del galo, que habrá de suturar Guilavogui personalmente para contemporzar el anunciado empuje español y evitar una tormenta que contamine de dudas escénicas el discurso del sorprendente vencedor momentáneo del cruce.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios