www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La agresividad de la izquierda nacionalista

jueves 14 de abril de 2016, 11:39h

“Como tengamos que ir a nuevas elecciones y encima votéis a la misma mierda, habrá sangre, lo prometo". Así amenazaba ayer a los votantes del PP Carlos Pons Camps, miembro de Esquerra de Menorca-EU. Y hace dos noches, en la televisión pública catalana, una periodista quemaba en directo un ejemplar de la Constitución. Son sólo dos ejemplos que revelan bien a las claras el verdadero talante de la emergente izquierda nacionalista, un auténtico peligro para la convivencia.

Hasta hace bien poco, “izquierda nacionalista” sería un oxímoron. Hoy, sin embargo, la izquierda emergente de ámbito nacional -Podemos- simpatiza abiertamente con la causa nacionalista, al punto de reivindicar el mal llamado “derecho a decidir” de Cataluña (se entiende, claro, que excluyendo a todo el resto de la ciudadanía). Va más allá, acogiendo en sus filas a toda suerte de violentos y alborotadores profesionales -uno de ellos, Andrés Bódalo, acaba de ingresar en la cárcel por dar una paliza a un alcalde del PSOE-, y haciendo causa común de sus desmanes.

Quemar una Constitución, hacer apología del desacato al Tribunal Constitucional y amenazar con “exterminar” a los votantes del PP superan con mucho la sátira política. Se trata de actuaciones que deben ser estudiadas por la Fiscalía, que tendrá que actuar en consecuencia. Hay quien empieza a convertir un hábito la confusión de la política con el matonismo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.