www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN SUSTITUCIÓN DE ANDREW JACKSON

La activista Harriet Tubman, primera mujer que prestará su rostro a los billetes de EEUU

jueves 21 de abril de 2016, 10:42h
Una iniciativa ciudadana ha llevado al Tesoro de EEUU a aceptar sustituir al séptimo presidente Andrew Jackson por la activista por los derechos de los negros y las mujeres Harriet Tubman en los billetes de 20 dólares.
La activista Harriet Tubman, primera mujer que prestará su rostro a los billetes de EEUU
Ampliar
Tras un año de campaña, lo han conseguido. La organización sin ánimo de lucro 'Women On 20s' ha logrado devolver un merecido espacio de la historia de EEUU que le fue robado a un buen puñado de heroínas por el mero hecho de ser mujeres, y lo ha hecho a través de un símbolo, ese intangible que puede llegar a significar mucho más de lo que parece: sustituir el retrato de Andrew Jackson (séptimo presidente de EEUU) en los billetes de 20 dólares por el de Harriet Tubman, una esclava que luchó por la libertad de los afroamericanos en los estados sureños en la segunda mitad del siglo XIX.

Las responsables de 'Women On 20s' califican de "excitante" el logro de haber convencido al Tesoro de Estados Unidos y celebran que la elección de Tubman como representante de la reivindicación de los derechos de las mujeres sea el resultado de una encuesta online a más de medio millón de votantes desarrolla el año pasado. La organización revela del diseño del nuevo billete con la intención de "acelerar la producción". Pretenden así "llegar a tiempo" en la emisión al 100 aniversario del sufragio femenino en 2020. "Harriet Tubman no sólo dedicó su vida a luchar por la igualdad racial, sino también por los derechos de la mujer junto a las sufragistas más importantes del país", recuerdan.

"Estamos satisfechos de haber provocado una conversación sobre los símbolos y figuras históricas que nos definen como nación y nos alienta que el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Jack Lew, la Tesorera, Rosie Ríos y la Presidente de la Junta de la Reserva Federal, Janet Yellen, se hayan comprometido a incluir a las mujeres en la galería de retratos de papel moneda en un futuro próximo", aseguran desde 'Women On 20s', que siguen marcandose objetivos: "nuestro trabajo a partir de ahora será el de asegurarnos que la próxima adminsitracion mantenga el compromiso".

La fundadora de la plataforma, Barbara Ortiz Howard, fue mucho más gráfica: "Es hora de empezar la fiesta"; y aplaudió la decisión de las instituciones de "honrar a las mujeres de esta manera más visible". La directora ejecutiva, Susan Ades Stoneañade que "esto es tanto una victoria para los millones de estadounidenses,jóvenes y viejos, que se preocupan tanto por las mujeres y su valor para manifestarse a favor deestecambiohistórico".

Tubman: escapar del sino

Harriet Tubman tuvo esa mala suerte -hoy todavía determinante- de nacer en un mal lugar: el Condado de Dorchester, Marylan, un estado esclavista. Así que no tuvo oportunidad de elección: nació esclava y se crió esclava. De niña, fue apaleada y latigada por sus propietarios, maltratos que le causaron lesiones de por vida, incluidas visiones que Tubman, devota cristiana, atribuía a premoniciones divinas. Quizás esta faceta más espiritual le sirvió de combustible para escapar del destino que le había sido marcado a fuego en la piel desde su nacimiento: en 1849, con 29 años, logró escapar a Philadelphia.

Pero su libertad no era suficiente. Tubman volvió una y otra vez al sur esclavista para ayudar, primero a su familia, después a desconocidos a los que le unían los feos pero fuertes lazos de una vida como esclavos. Desarrolló hasta 13 misiones de rescate en las que liberó a cerca de setenta esclavos a través de una red antiesclavista conocida como ferrocarril subterráneo. Se valió el apodo de 'Moisés' y se convirtió en una leyenda que, con sumo sigilo y siempre de noche, jamás dejaba atrás a ninguno de los 'viajeros' a los que ayudaba.

Tubman se sumó a otros activistas, como el abolicionista John Brown, y, tras la guerra, llevó su lucha más allá de la igualdad racial, en concreto hacia el sufragio femenino junto a importantes sufragistas americanas como Susan B. Anthony o Emily Howland.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios