www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REINO UNIDO VOTA EN LAS REGIONALES CON LA VISTA PUESTA EN EL 23J

El polémico Corbyn evita, contra todo pronóstico, el descalabro de los laboristas

Efe
viernes 06 de mayo de 2016, 09:19h
El polémico Corbyn evita, contra todo pronóstico, el descalabro de los laboristas
.En general, el cuestionado Corbyn ha amortiguado la caída en picado del laborismo que vaticinaban las encuestas en las elecciones regionales del Reino Unido y pierde, por el momento, sólo un ayuntamiento.
El Partido Laborista de Jeremy Corbyn se sitúa en cabeza en las elecciones municipales disputadas el jueves en Inglaterra con 41 ayuntamientos y 779 concejales, según datos provisionales difundidos hoy por las autoridades electorales.

Con los sufragios de 80 de 124 municipios escrutados, la formación de Corbyn, a la que se auguraba una gran pérdida, ha cedido por ahora solo un ayuntamiento y 24 concejales, respecto a los que ganó en 2012. Las encuestas habían vaticinado que, bajo el contestado liderazgo del izquierdista Corbyn, con poco apoyo dentro de su propio grupo parlamentario, la formación podía perder hasta 150 concejales.

A falta de terminar el recuento, los conservadores del primer ministro, David Cameron, han aumentado 5 concejales en Inglaterra, hasta 470, y mantienen 20 ayuntamientos, mientras que el Partido Liberal Demócrata suma 8 concejales, hasta 173, y conserva dos consistorios.

El eurófobo y xenófobo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), dirigido por Nigel Farage, experimenta un destacado avance al ganar 20 concejales, de los ocho que sacó en 2012, aunque no consigue ningún ayuntamiento. El Partido Verde pierde un concejal y se sitúa en 12, según los datos dados a conocer hasta ahora.

El escrutinio de los votos es lento debido a que cada uno de los distritos electorales hace su propio recuento a mano, sin un sistema centralizado, por lo que los resultados de la alcaldía de Londres no se conocerán hasta esta tarde.

Las elecciones municipales, y hasta cierto punto las autonómicas, se leen como un barómetro del respaldo a los liderazgos de Corbyn y Cameron, en la primera cita electoral después de las elecciones generales de mayo de 2015.

Los independentistas pierden la mayoría absoluta en Escocia

Además de las elecciones municipales en Inglaterra, el jueves se celebraron autonómicas en Gales, Irlanda del Norte y Escocia, donde han arrasado los independentistas del Partido Nacionalista Escocés (SNP).

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) ganó las elecciones autonómicas del jueves, al obtener 63 de los 129 escaños en liza, aunque perdió la mayoría absoluta, según los resultados oficiales. Los conservadores se han confirmado como primer partido de la oposición en el Parlamento de Edimburgo, con 31 escaños (16 más que los obtenidos en las elecciones de 2011), en detrimento del Partido Laborista, que queda relegado a tercera fuerza parlamentaria con 24 diputados, lo que significa un retroceso de trece. Con una participación del 55,6 %, de un electorado de 4 millones de personas, el SNP obtuvo un 46,5 % del voto, frente al 22,6 % de los laboristas (que perdieron un 9,2 %) y un 22 % de los conservadores.

La líder independentista, Nicola Sturgeon, cuya formación gobernaba en mayoría absoluta desde hace cinco años, dijo que su partido "ha hecho historia" al conseguir su tercer mandato desde 2007 y se comprometió a gobernar "para todos los escoceses". Sturgeon, que se presentaba a sus primeros comicios como líder del partido, aseguró sentirse "muy honrada" de haber contado con el apoyo del electorado, a pesar de que el SNP ha perdido seis de los diputados que ganó en 2011.

Los grandes vencedores de estas elecciones son también los "tories" (conservadores) de la carismática Ruth Davidson, que por primera vez en la historia reciente del Reino Unido consiguen una destacada presencia en el Parlamento escocés. El primer ministro británico, el conservador David Cameron, felicitó a Davidson, cuya victoria da alas a nivel nacional a los "tories", que han resultado menos beneficiados en las elecciones municipales que se celebraron también ayer en Inglaterra.

Como se preveía, el Partido Laborista, liderado en Escocia por Kezia Dugdale, ha sufrido un duro varapalo en la región, como ya le ocurrió en las elecciones generales británicas de mayo de 2015, lo que pasará factura al líder nacional, Jeremy Corbyn.

Con su amplia mayoría, el SNP ha consolidado el espectacular avance que protagonizó en las elecciones generales de 2015, cuando se convirtió en la tercera fuerza parlamentaria del Reino Unido, con 56 de los 59 escaños que corresponden a Escocia en la Cámara de los Comunes. El nuevo Parlamento de Escocia deberá gestionar las nuevas competencias, sobre todo en materia fiscal, que Londres accedió a ceder tras el referéndum de independencia de 2014, que perdieron los independentistas con un 45 frente a un 55 % de los votos.

Sturgeon, que, después de esa consulta, sucedió en el liderazgo del SNP y del Gobierno escocés a Alex Salmond, ya ha avanzando que no promoverá un segundo referéndum a menos que la mayoría de los escoceses apoyen la secesión. Sin embargo, ha advertido de que podría hacer una excepción si la mayoría de los británicos vota por salir de la Unión Europea (UE) en el referéndum del 23 de junio, en contra de los deseos de la autonomía escocesa, que es más europeísta.

Gales

El Partido Laborista mantiene su dominio en minoría en Gales, con 29 escaños, mientras que el eurófobo UKIP logra por primera vez siete. Los laboristas galeses, liderados por Carwyn Jones, volverán a la Asamblea galesa con un total de 29 diputados -de los 60 que había en liza-, tras retroceder tan solo uno y erigirse en el partido más votado. Esa formación se queda a falta de dos escaños para obtener mayoría absoluta y es probable, según los medios locales, que continúen gobernando en minoría, solicitando el apoyo concreto de otros partidos en cuestiones específicas.

A la vista de los resultados definitivos en Gales, los nacionalistas de Plaid Cymru -la segunda formación más votada- ganan un escaño y tienen 12, mientras que los conservadores pierden 3 y logran 11. Tras el recuento, lo más llamativo ha sido el notable avance del eurófobo y xenófobo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), que irrumpe en la Asamblea de Gales con sus primeros siete diputados. Por detrás del UKIP se sitúan los Liberal Demócratas galeses, con tan solo un escaño, mientras que ni el partido Independiente ni los Verdes galeses han obtenido ninguno.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios