www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

perfil

Gustavo de Arístegui, un experto de verdad en relaciones internacionales

jueves 12 de junio de 2008, 11:45h
Gustavo Manuel de Arístegui San Román (Madrid, 1963) es diplomático, diputado y portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso.



Alineado con la doctrina Rajoy, que por otro lado fue una voz defendida por todo el partido entre 2004 y 2008, tras la derrota del 9-M las tornas cambiaron y Arístegui no sólo se ha postulado a favor de un cambio de liderazgo sino que ha sonado en más de una ocasión como esa persona que lo encarne.

El madrileño ha sido uno de los dirigentes más duros con el presidente del PP, paseándose por diversos medios para dejarlo claro, si bien no se le puede achacar falta de valentía ya que se reunió con Rajoy para repetirle uno por uno todos los errores cometidos por el gallego que ha hecho públicos en prensa, radio y televisión.

Gustavo de Arístegui: "Rajoy se está equivocando profundamente". Así abría hace pocas fechas el diario “Público”, no conocido precisamente por su afinidad al PP. A pesar de estar considerado un “segunda fila”, no es un desconocido para el lector habitual de periódicos, a Arístegui le gusta dar a conocer su opinión en todo momento, bien como articulista en diarios como “El Mundo”, bien como autor de un blog que actualiza con frecuencia.

Trayectoria
Sus comienzos políticos se sitúan la Alianza Popular en los años ochenta. Conmocionado por el asesinato de Gregorio Ordóñez, asesinado por Eta y a quien acompañó en las listas del PP al Ayuntamiento de San Sebastián, es uno de los grandes defensores del rechazo a todo tipo de nacionalismo y, en estos últimos tiempos, a dirigentes como María San Gil, con quien se alinea en la argumentación de que Rajoy no es el líder que necesita el partido y en la desaprobación de su interés en dialogar con formaciones que representan intereses autonómicos.

Licenciado en Derecho y graduado superior en Ciencias Jurídicas por la Universidad Pontificia de Comillas, ICADE (Madrid), es además diplomático de carrera.

Arístegui es hijo del que fuera gobernador civil de Guipúzcoa en 1980 y embajador de España en Líbano, Pedro Manuel Arístegui y Petit, muerto el 16 de abril de 1989, al caer un obús sirio sobre el comedor de la embajada en Beirut, cuando se encontraba con su familia. En este suceso fallecieron también su suegro y su cuñada, mientras que su esposa Yumana resultó gravemente herida.

Tras aprobar las oposiciones al cuerpo diplomático, en 1990 fue nombrado jefe de Servicios de Países Limítrofes de la Dirección General de Política Exterior para Europa y del servicio de Oriente Próximo de la Dirección General de Política Exterior para Africa y Medio Oriente.

Durante la Guerra del Golfo actuó como delegado de España en el Grupo de Trabajo de Oriente Medio de la CE.

En abril de 1991, ya finalizado el conflicto del Golfo, fue destinado a la Embajada de España en Trípoli (Libia), donde ocupó la segunda jefatura. Durante su estancia en la capital libia, presidió, durante un año, el grupo consular de Estados miembros del Tratado de Schengen y, en marzo de 1992, fue condecorado por S.M. el Rey con la Cruz de Caballero de Isabel la Católica por su actuación durante la crisis de Lockerbie.

Además, entre 1992 y 1993 prestó su apoyo para la reorganización de la Embajada de Venezuela en Trípoli, tras haber sido incendiada por el Régimen Yamahirí, actuación por la que fue condecorado con la Encomienda de la Orden de Francisco de Miranda por el presidente de Venezuela, Rafael Caldera.

En 1993 pasó a la Embajada en Amman (Jordania) y desde allí desempeñó un importante papel en la preparación de la participación de España y la UE en la Cumbre Económica del Norte de Africa y Medio Oriente, celebrada en octubre de 1995.

El 7 de mayo de 1996, el primer Consejo de Ministros presidido por Aznar le nombró director del Gabinete del Ministro de Interior Mayor Oreja y tomó posesión del cargo al día siguiente.

Al finalizar la primera legislatura popular, dimitió de su cargo para presentarse número dos de la lista del PP por Guipúzcoa en las generales de marzo de 2000. Tras ellas, salió elegido diputado en el Congreso, accediendo inmediatamente a la portavocía de su partido en Asuntos Exteriores en el Congreso, dada su amplia experiencia no sólo teórica sino sobre el terreno de los principales conflictos y problemas de carácter internacional.

Entre sus aficiones destacan el coleccionismo de arte oriental y las antigüedades. Practica el tenis, la vela y la natación. Está casado desde 1988 con María del Camino Arroyo Prada y tienen dos hijos: Borja Manuel y Patricia Cristina.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios