www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PARTIDO POPULAR EN BABIA

martes 10 de mayo de 2016, 12:15h
El Partido Popular soporta el aguacero de los intolerables casos de corrupción...
El Partido Popular soporta el aguacero de los intolerables casos de corrupción sin reaccionar. Es verdad que en Madrid o Valencia lo ocurrido clama al cielo. Pero la corrupción no solo concierne al PP. Socialistas y sindicalistas en Andalucía han rizado el rizo.

El dinero destinado a atender las necesidades de los trabajadores, el dinero librado para los cursos de formación, lo han dedicado en parte considerable el PSOE, UGT y CCOO a sufragar gastos de sus organizaciones o a forrar los bolsillos de algunos de sus dirigentes. El PP calla. Y eso es absurdo. Junto a la condena implacable de sus propias corruptelas, el PP debe denunciar con decisión el escándalo que zarandea a la Junta de Andalucía y a los dos grandes sindicatos.

Es absurdo que el PP acepte sin rechistar el sambenito de ser “el partido de la corrupción” cuando en otros partidos y en varios sindicatos se han cocido las mismas habas. El diario ABC ha publicado hoy una información que no tiene desperdicio. A todo lo que se sabía, se añade ahora el trato de favor del Gobierno andaluz a la empresa Inturan, que recibió 10 millones de euros para pagar, entre otras cosas, cenas a los políticos. Esos 10 millones corresponden al dinero librado por la Administración para cursos de formación, destinados a mejorar las condiciones y conocimientos de los trabajadores.

Un escándalo, en fin. Un escándalo mayúsculo. Y ha tenido que ser un periódico el que lo haya puesto de relieve frente a la cachaza, la lenidad, la invertebración de un partido que se resiste a abandonar, como fórmula de acción política, la sandez impuesta por Pedro Arriola: “No hay que hacer nada porque el tiempo lo arregla todo y lo mejor es tener cerrado el pico”.