www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FERIA DE SAN ISIDRO 2016

La dura novillada de 'El Montecillo' deja dos heridos

martes 17 de mayo de 2016, 08:54h
Difícil la novillada toledana de El Montecillo, duros, violentos y recios. Los novilleros estuvieron firmes con ellos, pero Filiberto y Adame cayeron heridos. Juan de Castilla apechugó con los tres novillos restantes.
Foto: Efe
Foto: Efe

PLAZA DE TOROS DE LAS VENTAS

TOROS

6 Novillos de EL MONTECILLO, de origen Domecq. Mansos, duros y bruscos..

TOREROS:

FILIBERTO (Salmón y oro): Pinchazos, media, estocada y descabello – Ovación-.

JUAN DE CASTILLA (blanco y oro): Estocada – Palmas-. Estocada – Palmas-. Estocada –Vuelta al ruedo-.Estocada- OREJA-.

LUIS DAVID ADAME (celeste y oro): Estocada – OREJA-.

INCIDENCIAS:

2ª novillada de la Feria de San Isidro. Tarde soleada. Novilleros de tres nacionalidades: España, Colombia y Méjico Más de 3/4. Bien Miguel Martín con las banderillas. Al arrastre del quinto toro sonó por primera vez en esta plaza el pasodoble “Pobre Joselito” dedicado a José Gómez “GALLITO”.

Filiberto abrió plaza tras el minuto de silencio en homenaje al 96º aniversario de la muerte de Gallito en Talavera. El del Montecillo tuvo genio en el caballo saliéndose suelto. Inédito con el capote, ya el novillo demostraba poco recorrido, un quite que no supo a nada. Las banderillas despertaron de nuevo el genio del novillo. Empezó su trasteo a pies juntos rematando con gusto con dos muletazos por abajo y uno de pecho. La condición de manso encastado daba importancia a los muletazos que conseguía Filiberto. Por la izquierda el novillo se desentendía aún más. Valiente y cuajado el torero, con mucha decisión y tragando los arreones del novillo. Susto. Dos Avisos. Se lesionó en los tendones de una mano y esto le impidió continuar la lidia.

Juan de Castilla no pudo lucirse en el saludo con el capote. Derribó el novillo al picador y el novillero colombiano intentó el quite sin éxito. De la segunda vara pudimos extraer que la pelea no iba con el de El Montecillo. Intentó otro quite Adame por gaoneras rematadas con farol y larga siendo aplaudido. Tomó la muleta Juan de Castilla y se fue a brindar al público para después tratar de dominar las embestidas del novillo, desclasado, rebrincado y mansurrón. El colombiano resolvió la papeleta con solvencia, apretó al novillo le dejó la muleta puesta para ligar los muletazos. En una tanda al natural se llevó una voltereta. Tedio porque es imposible sacar fruto de un árbol seco.

Adame se marchó a la puerta de chiqueros a esperar al novillo, salió andando aguantando el torero. El novillo, como hicieron sus hermanos fue abanto, frío y sin fijeza. No se recuerda aún algo con el capote de salida. El mejicano realizó un garboso galleo para llevar a novillo al picador. Chicuelinas de mano baja y revolera para adornar la salida del primer puyazo, gaoneras del colombiano en el segundo. Otro novillo reservón. Buen tercio de banderillas por parte de la cuadrilla de Adame. Con la muleta el novillo fue más potable y el mejicano calentó los tendidos por el pitón derecho, ajustándose, ligando y con un torero reposado, como el buen tequila, tanto que recibió una cornada en el gemelo. Con la izquierda el novillo ya no quiso lo mismo. Muy firme el mejicano hasta para la estocada fulminante. Hubo de pasar a la enfermería con una cornada grave que le impedía continuar.

Se quedaba Juan de Castilla con los tres novillos restante. En el cuarto, un tío, intentó la verónica sin mucha transmisión. En la faena de muleta sólo hubo ganas del novillero, el mulo de El Montecillo no hacía nada más que pasar como el que tira de un carrillo. Ni por la derecha ni por la izquierda tenía nada que ofrecer el novillo.

En el quinto, trató de poderlo por abajo con el capote y fue desarmado. Despertó aplausos con unas chicuelinas en los medios. El novillo fue similar a sus hermanos, mansurrón pero con genio, hay veces que este tipo de animales permiten ver faenas interesantes cuando rompen hacia delante. Puso valor el colombiano, algún derechazo tuvo importancia por la brusquedad de la embestida. Con la izquierda también conectó con los tendidos, había tensión e interés ante las bravuconas arrancadas del novillo. No había aburrimiento, arrancó los olés con el toreo al natural. Acabó con manoletinas. Aviso.

Salió el sexto se fue a chiqueros con el capote a la espalda (¡un par!) viendo lo “probones” que habían sido todos los novillos. Lo paró sobre las piernas para tratar de lancearlo a la verónica logrando algunas de buen trazo. Brindó al público y comenzó la faena en los adentros consiguiendo derechazos muy meritorios, otra tanda similar abrochada con un cambio de mano sensacional. Toreo despacio y con temple, con mucho gusto además. Por la izquierda el novillo tiró dos gañafones espeluznantes. Otra tanda de derechazos hacia los adentros jugándosela.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.