www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CIUDADANOS, RIVAL; CIUDADANOS, ALIADO

jueves 19 de mayo de 2016, 10:24h
Ciudadanos se ha instalado en un centro político, peligroso para el Partido Popular, a pesar de que los antecedentes no avalan...

Ciudadanos se ha instalado en un centro político, peligroso para el Partido Popular, a pesar de que los antecedentes no avalan la permanencia del partido de Albert Rivera. En el centro político se acomodó Roca y fracasó. Así lo hizo Garrigues y fracasó. Así lo hizo Rosa Díez y fracasó. Así lo hizo Adolfo Suárez, cuando le escabecharon de UCD, y fracasó con el CDS.

El tiempo y los errores arriólicos han permitido a Ciudadanos situarse en una cómoda bisagra. Con cuarenta diputados, o tal vez más el 26-J, puede aliarse con el PSOE, puede aliarse con el PP. Y así lo ha hecho. En Madrid, le ha dado el poder comunitario al Partido Popular; en Sevilla, ha consolidado a Susana Díaz del PSOE en la Junta de Andalucía.

Parece lógico que el Partido Popular dirija sus baterías contra Ciudadanos, que es el partido que le resta votos y escaños y que en los meses siguientes al 20-D demostró sus preferencias a entenderse con el PSOE de Pedro Sánchez. El problema para Rajoy y los suyos consiste en estudiar hasta dónde pueden llegar sus ataques y su descalificación de Ciudadanos, que electoralmente es su rival pero que para formar Gobierno puede y deber ser su aliado. El PP no tiene a otro partido con el que entenderse, salvo tal vez el PNV. Si ataca a Ciudadanos a tumba abierta, la alianza poselectoral puede complicarse. Y eso sin contar con que Rivera ya ha declarado que está dispuesto a la colaboración con el PP siempre y cuando Mariano Rajoy se recluya en su casa. La tensión en este punto puede hacerse extrema porque ni el presidente en funciones ni su entorno están dispuestos a dar un paso atrás.