www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR LIBRE

El “sorpasso”, la baza de Rajoy para gobernar

domingo 05 de junio de 2016, 18:49h

Al final, va a resultar que Rajoy tiene más vidas que un gato. Cuando ya nadie daba un duro por él, cuando se había convertido en un apestado para negociar acuerdos, cuando hasta en su partido ya se le buscaba sustituto, de pronto, emerge como el candidato con más posibilidades de ser investido presidente del Gobierno.

Las encuestas de este domingo confirman que los resultados del 26J serán parecidos a los del 20D: el PP sube y volverá a ganar, aunque muy lejos de la mayoría absoluta, el PSOE retrocederá, Ciudadanos se mantendrá y lo que parece inevitable, se producirá el “sorpasso” de Podemos. O lo que es lo mismo, al partido socialista solo le quedará el papel de bisagra.

Y ahí puede estar la clave y ésa puede ser la oportunidad de Rajoy para gobernar. Pues si, en efecto, el PSOE quedara en tercer lugar, Pedro Sánchez ya no podría organizar sainetes de investidura; pero los socialistas tendrían la llave para dejar que gobierne el PP con Ciudadanos o apoyar a Podemos y su caterva de indignados, proetarras, independistas y okupas.

En ese escenario, Pedro Sánchez tendrá que hacer las maletas e irse a su casa antes de que le echen a puntapiés en la misma noche electoral. Y, quien le sustituya, da igual quién, nunca apoyaría un gobierno presidido por Pablo Iglesias, pues hasta el más despistado sabe que ése sería el fin del partido.

Albert Rivera, entonces, se verá obligado a tragarse todos los sapos, taparse la nariz y apoyar al PP antes que dejar que gobierne Pablo Iglesias. Y, así, al más puro estilo Rajoy, sin mover un solo dedo, el presidente en funciones volvería a serlo de facto. Los socialistas berrearán acusando a Podemos de hacer la pinza con el PP. Pero la pinza se la ha hecho solito Pedro Sánchez, el peor secretario general que ha tenido el PSOE, que ha convertido al siniestro Zapatero en todo un estadista y que llevará a su partido a un rincón del Parlamento y, quién sabe, si a su entierro.

Y, así, como dice el proverbio zen, “plácidamente sentado sin hacer nada, llega la primavera y crece la hierba”. O lo que es lo mismo: llega el 26J, y Rajoy, sin hacer nada, seguirá en La Moncloa. Eso sí, plácidamente sentado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (18)    No(1)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • El “sorpasso”, la baza de Rajoy para gobernar

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    3212 | Laso - 06/06/2016 @ 09:33:47 (GMT+1)
    Acabo de despertarme ¿no será un bello sueño lo que anuncia este articulo?. Por favor no vendamos la piel del oso antes de cazarlo..¿No hay sobradas experiencias de cómo se las gasta la izquierda en concreto el PSOEZ? Cierto que Rajoy es el mejor ¿argumento? Si todos se han confabulado contra él en este pais de cainistas, ergo, es el mejor. La izquierda desde nunca ha perdonado a quien le hace sombra
    3209 | pontevedresa - 05/06/2016 @ 21:39:19 (GMT+1)
    No me parece justo su comentario, Rajoy desde el 21 de diciembre ofreció un pacto de Estado al Psoe y a ciudadanos, y es el Psoe que nos trató como apestados antidemocráticos a los que dimos nuestro voto al PP, se negó en redonde no a pactar, sino tan solo a hablar. Ahora están ahí en tierra de nadie y bajando. No entiendo por qué tenía que irse Rajoy cuando es el que ganó las elecciones, y los perdedores, especialmente Sánchez y Rivera, gobernando a un partido que no es el suyo. Espero que con todos sus defectos gane el PP con más porcentaje, porque la posibilidad de que nos gobiernen los revolucionarios comunistas me produce escalofríos y también a los socialistas, lo se de buena tinta.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.