www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INGOBERNABILIDAD

martes 21 de junio de 2016, 12:51h
El 32% de votantes que permanecen indecisos pueden dar un vuelco a la situación actual y abrir horizontes de gobernabilidad. Con los...

El 32% de votantes que permanecen indecisos pueden dar un vuelco a la situación actual y abrir horizontes de gobernabilidad. Con los resultados actuales de las encuestas más solventes y la intransigencia personalista de los líderes, el próximo lunes el pueblo español se encontrará en una situación lamentable de ingobernabilidad.

Eso significaría que los partidos políticos, preocupados solo de su interés o el de sus líderes, se verían abocados a unas terceras e inciertas elecciones. Cabe la posibilidad de que el Rey negocie con los dirigentes de las cuatro grandes formaciones un Gobierno de tecnócratas, presidido por un hombre neutral, para gestionar los destinos nacionales durante dos años y convocar después unas elecciones con la situación política clarificada.

En Génova, los dirigentes del PP confían, frente a la mayoría de las encuestas, que Mariano Rajoy supere los 130 escaños. Si a ese dato se le sumara el de Ciudadanos, se haría muy difícil que no cediera un PSOE disminuido. Claro que tanto Rivera para apoyar como Sánchez para abstenerse exigirían la cabeza de Mariano Rajoy. Y eso convertiría de nuevo en incierta la situación política.

Por lo pronto, y salvo que los indecisos resuelvan el domingo el dilema, España permanecerá tras las elecciones en la ingobernabilidad, ofreciendo al mundo una pésima imagen política con graves repercusiones económicas.