www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESPAÑA VUELVE A LAS URNAS SEIS MESES Y SEIS DÍAS DESPUÉS

Las segundas elecciones, a la sombra del Brexit

sábado 25 de junio de 2016, 03:27h
Las segundas elecciones, a la sombra del Brexit

El hartazgo ciudadano, las dudas sobre los pactos, la amenaza de ingobernabilidad y el 'shock' por la decisión británica marcan el 26J.

Seis meses y seis días después, España vuelve a las urnas. El 26J, los candidatos son los mismos que el 20D; y los programas, prácticamente idénticos. A priori, el único elemento novedoso es la coalición Unidos Podemos. Y no es baladí: si el PSOE duerme la noche de este domingo como tercera fuerza, todo puede cambiar. O no.

Una vez más, la campaña electoral ha sido un todos contra todos. Una circunstancia que no sería noticia si no hubiese estado precedida por la primera legislatura fallida en nuestro país, cimentada en el puzle que se dibujó en España a las puertas de la Navidad.

Las “líneas rojas” parecen haberse convertido en “vetos”, con lo que las encuestas y los mítines al calor del verano han vuelto a arrojar la idea de un país ingobernable. La consecuencia ha sido que la sombra de unas terceras elecciones sobrevuele el camino a las urnas.

Más de 36,5 millones de españoles estamos llamados a votar. La segunda cita en seis meses acarrea una presión especial para que el Congreso de los Diputados que conformen las papeletas elija un Gobierno que ponga fin al bloqueo institucional y a una situación insólita en España: más de medio año con un Ejecutivo en funciones, con competencias limitadas y sin poder aprobar ninguna ley en el Parlamento.

Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera salen a ganar, pero estarán obligados a pactar. Eso si no hay dimisiones o ceses: puede haber cambios de nombres por los resultados en las urnas o por las negociaciones posteriores. Si hay sorpasso, es previsible que las riendas del PSOE muden de manos; si el PP puede formar Gobierno, es más que probable que el apoyo quede condicionado al cambio de líder.

PP, PSOE, Unidos Podemos y C's, ¿laberinto sin salida?

Lo poco que parece claro es que el Partido Popular ganará el 26J. Es en lo que han coincidido todas las encuestas, aunque esa victoria puede ser insuficiente. De lo que no hay duda es de que nadie podrá gobernar sin acuerdos. Y para que esos acuerdos fructifiquen, se forme Ejecutivo y no haya terceras elecciones, será imprescindible cintura política y cambios de posturas por parte de partidos y candidatos.

Los populares, que buscan superar el 30% de los votos, insisten en una gran coalición que rechaza el PSOE y que incorporaría a Ciudadanos, que quiere ser decisivo, tener la llave de la Moncloa. Albert Rivera dice que con el PP sí, pero con Rajoy no; y, ante esa petición, el presidente en funciones ha explicado que “nunca” cederá a “chantajes”. Un panorama que plantea una duda: ¿declinaría por segunda vez la propuesta del Rey para someterse a la investidura?

Si queda segundo, el PSOE pretende sumar con C’s y Unidos Podemos, que no esconden, precisamente, su rechazo mutuo. El principal reto de Ferraz es resistir segundo y no perder ninguno de los 90 escaños que plasmaron en diciembre su peor resultado. Sobre el papel, el Partido Socialista en general y Pedro Sánchez en particular parecen tenerlo todo en contra.

Si se consuma el adelantamiento por la izquierda en escaños, Pablo Iglesias llamará a Ferraz de forma inmediata para ofrecer “un Gobierno de cambio y progresista” en el que “la presidencia deberá ser de quien tenga más votos”. Unidos Podemos pretende desafiar el reparto de la Ley D’Hondt y convertir en escaños las papeletas de IU que en diciembre no se tradujeron en diputados, y ahí reside una de las grandes claves de esta cita electoral: el reparto de los restos.

Roto el bipartidismo, la de este domingo será una noche de calculadora. El número mágico es 176: son los escaños necesarios para la mayoría absoluta. Se puede llegar a ellos por activa o por pasiva. Es decir, dando el al candidato que se someta al debate de investidura o absteniéndose.

En esta nueva época, en la que se adivinan imprescindibles los acuerdos postelectorales, los números también dirán qué papel juegan las formaciones independentistas, que, llegado el momento, fijarán como condición la celebración de referéndums. Así las cosas, la maquinaria de los pactos se pondrá en marcha, de nuevo, este lunes, día en el que todo vuelve a empezar.


Una campaña atípica con un final eclipsado

Antes España vivirá un domingo electoral con la sensación de que cualquier escenario se puede plantear. En mente de todos, una campaña bronca entre candidatos, que han querido escuchar más que hablar. Quince días en los que han estado más en la calle y en las televisiones que dando mítines. Dos semanas en las que la propaganda ha quedado reducida a la mínima expresión y que nos han permitido ver el primer debate entre cuatro candidatos al Palacio de la Moncloa.

Pero la del 26J también ha sido la campaña que se vio agitada por la publicación de las conversaciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso.

Y, por supuesto, por el Brexit: la conmoción mundial por el resultado del referéndum en Reino Unido prácticamente monopolizó las últimas horas en las que los partidos podían pedir el voto.

Si la primera información afectó de lleno al PP, la segunda repercutió en la agenda y los mensajes de todos, que habían ignorado hasta entonces un asunto de efectos impredecibles e incalculables, ante el que la Unión Europea empieza a trabajar con muchas dudas y ningún plan B.

De esta manera, la campaña que desemboca en este 26J se cerró con dos hechos noticiosos que nadie sabe realmente qué reflejo pueden tener en las urnas. Con un "no soy el capitán que necesita este barco" anunció Cameron su dimisión. Una noche intensa, en la que previsiblemente nos iremos a dormir sin saber quién intentará formar Gobierno, dirá si semejantes palabras tienen eco en el sur de Europa.

Seis meses y seis días después, España vuelve a la casilla de salida. Que hablen las urnas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios